La Policía condecora al juez del caso Bretón

La dirección policial entregará la medalla con la Cruz al mérito policial con distintivo blanco a Rodríguez Laínz y al propietario del georradar que buscó en Las Quemadillas

El juez instructor del caso Bretón, José Luis Rodríguez Laínz, será condecorado con la Cruz al mérito policial con distintivo blanco, el de mayor rango que puede recibir una persona ajena al Cuerpo Nacional de Policía (CNP). El próximo 2 de octubre, el magistrado que durante 11 meses ha investigado la desaparición de Ruth y José, será condecorado con una medalla con motivo de la celebración de la fiesta patronal del cuerpo policial.

Junto a Rodríguez Laínz, la Policía también condecorará a Luis Ignacio Avial Bell, que es el director de la empresa Cóndor Georradar. Esta firma ha participado de una forma muy activa durante el rastreo en la finca de Las Quemadillas que trató de hallar algún resto de Ruth y José en los días posteriores a su desaparición. Esta es una decisión que depende del director general de la Policía, Ignacio Cosidó.

Recientemente se modificó la ley (de 1964) que rige la concesión de este tipo de reconocimientos. Así, y según consta en la nueva normativa, sobre la Cruz al mérito policial con distintivo blanco se valorará «la dedicación, la disponibilidad, la especial responsabilidad, la iniciativa en su labor profesional o la participación en determinados dispositivos que mejoren la eficacia, eficiencia y calidad del servicio policial, y el prestigio y la imagen del Cuerpo Nacional de Policía“.

El magistrado José Luis Rodríguez Laínz es el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba. Estaba de guardia cuando José Bretón presentó la denuncia sobre la desaparición de sus hijos en la tarde del 8 de octubre de 2011. Durante estos 11 meses, el juez ha trabajado codo con codo con los responsables policiales que han dirigido la investigación. De hecho, en uno de sus últimos autos, y tras reconocer el fallo de los protocolos policiales, llegó a escribir que la investigación del caso Bretón “quedará en los anales” como una de las más profesionales y complejas de la historia criminal en España.

El director de la empresa de georradar fue clave en la resolución del caso. Gracias a su intermediación, la Policía pudo desbloquear la investigación. Luis Ignacio Avial Bell es una persona próxima a Francisco Etxeberria, el forense que determinó que los huesos hallados en la hoguera de Las Quemadillas eran humanos. De hecho, fue el director de la empresa de georradar el que llamó a Etxeberria para que examinase, al menos, unas fotografías de los restos e intercedió con la abogada de la familia, María del Reposo Carrero.

Etiquetas
stats