El Pleno se compromete a garantizar el suministro de agua potable en Las Jaras

Agua con color que sale de los grifos en Las Jaras.

Los seis grupos políticos presentes en el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba se han comprometido, con su voto unánime, a garantizar el suministro de agua potable en la urbanización de Las Jaras.

El Pleno ha aprobado una moción en la que se insta al Ayuntamiento a garantizar este suministro, además del tratamiento y vertido de agua de manera que este servicio lo lleve a cabo una empresa que cumpla con todos los requisitos legales exigidos por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

Asimismo, se creará una comisión para efectuar una inspección de carácter periódico para la determinación de la calidad del agua,donde estarán presentes la empresa encargada, Emacsa, la delegación de Salud y Consumo de la Junta y la comunidad de propietarios de Las Jaras.

La urbanización lleva años sin garantías de suministro, con cortes de suministro que proporciona actualmente una empresa sin contar con la debida autorización de la Confederación.

Vecinos piden una solución

Por su parte, los vecinos de Las Jaras, que han tomado la palabra en el Pleno han expresado sus quejas sobre la situación que viven desde hace años con el suministro de agua y han advertido que la creación de la comisión aprobada no sea un “echar balones fuera” para no resolver el problema realmente.

“Lo que se necesita es que el Ayuntamiento asuma sus obligaciones. De nada nos vale una comisión que se ponga a menear los informes técnicos que existen desde hace décadas, lo que necesitamos es una decisión política clara ya”, han señalado a este medio.

Consideran que en este problema tienen algo que decir la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, la Delegación de Industria, la Delegación de Sanidad, la Delegación de Consumo y principalmente el Ayuntamiento y su alcaldesa que es la presidenta de Emacsa, “pero en eso que todos saben hacer de mirar a otro lado, terminan dándole la vuelta a la tortilla y responsabilizar de la situación al consumidor final, al vecino”.

“Una cuestión tan delicada como es el agua potable que necesita de unos procesos complejos acompañados de personal experto como químicos, ingenieros, informáticos, fontaneros, lectores, complejas instalaciones de tratamiento y almacenaje, tarifas, gerente, Concejales, etc., no se puede pretender que se ponga en manos de una pequeñísima empresa o en un grupo de vecinos”, concluyen.

Etiquetas
stats