Piden a la Junta que prorrogue los contratos de los sanitarios empleados para luchar contra el Covid-19

Profesionales sanitarios de Reina Sofía  | MADERO CUBERO

La parlamentaria andaluza por Córdoba de Adelante Andalucía Ana Naranjo ha pedido este lunes al Gobierno andaluz de PP y Cs “que prorrogue” sus contratos “a alrededor de 300 sanitarios”, que han sido empleados “de forma eventual en la provincia de Córdoba para hacer frente a la emergencia del Covid-19”.

En este sentido y en un comunicado, Naranjo ha instado al Servicio Andaluz de Salud (SAS) a mantener las vinculaciones laborales de estos tres centenares de profesionales sanitarios, “al menos hasta final de año, en lugar de finalizarlas en junio”, como tiene previsto el Ejecutivo que preside el popular Juanma Moreno.

En Adelante consideran “insuficiente” que los contratos solo duren hasta junio y, por eso, han pedido al Gobierno andaluz “que no baje la guardia ante la desescalada de la incidencia del Covid-19, ya que podrían producirse repuntes y será necesario también retomar toda la actividad asistencial que ha quedado suspendida como consecuencia de la emergencia sanitaria”.

De hecho, según ha recordado Naranjo, los cordobeses “tendrán que acudir a sus centros de salud y hospitales para realizarse pruebas e intervenciones que habían sido aplazadas para centrar los esfuerzos en la lucha contra el coronavirus”.

Además, la diputada regional de Adelante Andalucía solicita que esta ampliación de contratos hasta finales de 2020 “se haga extensible al personal sanitario que trabaja en las residencias de mayores que han sido medicalizadas”, pues “estos centros han demostrado ser un preocupante foco de contagios que afecta directamente a la población más vulnerable ante el Covid-19, por lo que seguirá siendo necesario extremar las precauciones para minimizar sus efectos”.

En paralelo, Naranjo ha llamado a reforzar la Atención Primaria, “que es para los pacientes la puerta de entrada al sistema sanitario y va a estar ahora en la primera línea de contención de la pandemia”, razón por la que los centros de salud “deben garantizar una atención adecuada a la población, que pasa necesariamente por una ampliación de personal y una mejora de las condiciones laborales de los profesionales”.

Naranjo ha opinado que “una de las lecciones más evidentes que deja la crisis del Covid-19 es la importancia de fortalecer servicios públicos como la sanidad”, de forma que “el apoyo mostrado durante la pandemia al personal sanitario no puede quedarse en un aplauso diario, sino que debe tener su reflejo en los presupuestos autonómicos, para garantizar un aumento de plantilla y el fin de la precariedad de sus trabajadores”.

En esta línea, la parlamentaria ha señalado que el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, “se comprometió al inicio de la legislatura a poner fin a la temporalidad en los contratos del SAS” y, a juicio de Ana Naranjo, es momento “de cumplir esa promesa y dar pasos hacia la estabilización de las plantillas sanitarias”, a las que “de nada les sirve ser consideradas héroes y heroínas si después se les maltrata con condiciones precarias y contratos por días”.

Etiquetas
stats