Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

El Defensor reclama al Ayuntamiento de Córdoba que explique la falta de porteros en colegios

Una protesta de porteros de colegios de Córdoba, en el Pleno del Ayuntamiento.

Redacción Cordópolis

0

El Defensor del Pueblo Andaluz ha reclamado al Ayuntamiento de Córdoba un informe sobre la falta del servicio municipal de portería en distintos colegios de la ciudad. Da respuesta así a la queja elevada ante el Defensor por la Plataforma de AMPAS Niñ@s del Sur, que denuncia que hay casi una quincena de colegios sin este servicio municipal.

En un comunicado, desde esta plataforma explican que interpusieron dicha queja ante el Defensor “ante la problemática generada por el Ayuntamiento con los servicios de portería de las escuelas , y donde el silencio y la inacción consistorial son la única respuesta. Son ya casi una quincena de escuelas con el servicio de portería suprimido , en lo que parece un plan de eliminación de esta figura a medio plazo. A esta ausencia permanente hay que añadir las coyunturales bajas o permisos de los porteros y porteras, que tampoco se cubren”.

Recuerdan que la administración municipal es la responsable de prestar este servicio en las escuelas infantiles de segundo ciclo y de educación primaria, tal y como se ha hecho durante más de cuatro décadas.

“Consecuencias catastróficas para los centros”

Desde la plataforma de AMPAS apuntan que “la ausencia de este servicio y de quienes lo desarrollan conlleva catastróficas consecuencias en el día a día de los centros educativos”. Entre esas consecuencias citan que el equipo docente ve aumentadas sus tareas en “un sinfín de quehaceres incompatibles con su labor educativa”, que al otro lado de la puerta “las familias vivimos con preocupación e incertidumbre el haber perdido un enlace fundamental en nuestra comunicación con el colegio” y, en medio, “el alumnado, sufriendo las consecuencias de todo esto” en su derecho fundamental a la educación.

Por eso, cuestionan al Ayuntamiento de Córdoba sobre esta situación: “Nos gustaría saber en qué está pensando el gobierno municipal, ¿Quién espera que atienda todos los suministros que llegan a la puerta del colegio cada mañana (papelería, catering, reparaciones, etcétera)? No se trata sólo de abrir la puerta, sino de dar respuesta a quien llega, en lo que necesite. ¿Quién atiende a las familias que se llevan a alguna niña o niño porque se ha indispuesto? Es más ¿quién ha llamado a la familia y se ha quedado con ese alumno/a mientras venían a recogerlo? ¿Quién está pendiente y da aviso de averías de todo tipo y vela porque las mismas no supongan un peligro para nadie? ¿Quién pone toda su atención en que todo esté en perfectas condiciones en los patios? Y así podemos seguir con una lista enorme de responsabilidades que asumen nuestras porteras y porteros de colegios, rebasando incluso las que su propio reglamento municipal de funcionamiento (en vigor desde el año 1985) les encomienda porque se dan cuenta de que son un engranaje fundamental en la vida de la escuela”.

Seguridad privada contratada

En algunos casos donde no hay servicio de portería municipal, las AMPAS recuerdan que “coyunturalmente y en colegios puntuales, te abre la puerta un guardia de seguridad que no sabe lo que es el aula matinal, que ni siquiera es consciente de que hay alumnado en el centro desde primera hora. Cuando no están aparecen en el patio objetos nada recomendables para el juego infantil (instrumentos que cortan, cigarros electrónicos, etcétera).Cuando no están suceden cosas como que las madres y padres llegamos tarde a nuestros trabajos (con todo lo que eso significa) porque tuvimos que esperar en la puerta del colegio, dado que es imposible atender esa puerta en tiempo real mientras se intenta enseñar algo en el aula a 25 menores”.

Por ello, apuntan directamente al equipo de gobierno municipal en el Ayuntamiento como “responsable de que todo esto no ocurra y de asumir las consecuencias en caso de que alguno de estos problemas tengan un desenlace fatal”.

Ante lo que consideran “la inacción y evasivas del Consistorio a nuestras peticiones, no nos ha quedado más remedio que pedir auxilio a la Defensoría del Pueblo. Tal es la magnitud del problema que no ha dudado en aceptar y dar curso a nuestra queja y dirigirse a la administración municipal para emplazarla a solucionar este asunto”.

Y advierten: “La comunidad educativa de la que forma parte esta Plataforma (más de 45 ampas en la ciudad ) no va a cejar en su empeño de asegurar las condiciones indispensables para que pueda hacerse efectivo el derecho a la educación de nuestras niñas y niños”.

Etiquetas
stats