El Ayuntamiento asume que sólo habrá 400.000 euros para el Bono Comercio

El concejal delegado de Comercio, Antonio Álvarez, junto al alcalde

El concejal delegado de Comercio del Ayuntamiento de Córdoba, Antonio Álvarez, ha reconocido este viernes que el Bono 10 o Bono Comercio se quedará finalmente en 400.000 euros de los 800.000 previstos inicialmente, aduciendo para ello los “problemas” que ha tenido la empresa adjudicataria que iba a hacerse cargo de este servicio.

Según ha detallado Álvarez, el llamado Bono Comercio, que se ideó por la crisis de la pandemia, aunque todavía no se ha activado, contaba con financiación a cargo de remanentes (400.00 euros) y del presupuesto (otros 400.000). Sin embargo, ha indicado que la mitad correspondiente a los remanentes “no se ha podido justificar principalmente por un problema de la empresa adjudicataria al conseguir el aval establecido en la memoria y el pliego”.

Así, el concejal ha asumido que esta parte “pasará a formar parte a la amortización de deuda del Ayuntamiento, de manera que se pierde”, mientras que la otra mitad, que va con cargo a los presupuestos, se podrá ejecutar.

Para ello, ha concretado que hay que rehacer el pliego para que el aval que se pedía sea de accesible para las empresas interesadas. Según ha comentado, las entidades financieras no daban el aval por 800.000 pero sí por 400.000, por lo que ha asegurado que el Bono Comercio “se va a sacar y se va a hacer efectivo antes de que termine el mandato”.

Para ello, ha aclarado que, en estos momentos, se dispone de presupuesto prorrogado 400.000 euros, si bien cualquier cantidad complementaria deberá ir con cargo a los presupuestos de 2023, que aún no se han tramitado.

El bono que no llega

Este Bono Comercio se pensó para hacer frente a la crisis de la pandemia pero, para ajustarse a los trámites administrativos que debía tener, no ha sido hasta este año cuando se aprobó inicialmente, sin que aún se haya puesto en marcha.

Según explicaba en su día el gobierno municipal, este programa prevé disponer bonos de 10 euros que el cliente podrá gastar en los establecimientos del comercio minorista en compras a partir de 30 euros. El Ayuntamiento sacó un pliego de contratación para que una empresa gestora pusiera en marcha la plataforma digital para el Bono Comercio, con la colaboración de una entidad financiera para efectuar los pagos a los beneficiarios.

La idea es que cada comercio podrá tener compras con un máximo de 300 bonos a 10 euros cada uno, es decir, 3.000 euros. Por su parte, cada cliente podrá descargarse hasta diez bonos, es decir, 100 euros. De cada compra de 30 euros, el bono saldará 10 y el cliente deberá pagar los 20 euros restantes.

Etiquetas
stats