La Junta defiende la continuidad del paquete lácteo en Europa

Vacas de los Pedroches se alimentan.

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Carmen Ortiz, defendió el lunes en el Consejo Consultivo de Política Agrícola para Asuntos Comunitarios la conveniencia de mantener el paquete lácteo a nivel de la Unión Europea más allá de 2020 por ser una “herramienta que puede evitar las debilidades de posición del ganadero en la cadena”. Por este motivo, Ortiz considera necesario que se valore la posibilidad de hacerlo extensivo al resto de los sectores para permitir el reforzamiento de la posición de los productores, “una cuestión que tendrá importantes implicaciones en la próxima reforma de la Política Agrícola Común (PAC)”.

Carmen Ortiz afirmó que el sector vacuno lechero de Andalucía ha podido “sortear mejor que otras regiones la reciente crisis láctea” porque, en general, se encuentra muy organizado. Al respecto, la consejera recordó que entre las alegaciones de Andalucía al Real Decreto elaborado por el Gobierno central para la concesión de las ayudas excepcionales por reducción de producción por parte de los productores de leche de vaca se encuentra el reparto de estos fondos al 50 por 100 para compensaciones económicas e incentivos que promuevan la integración de los ganaderos en organizaciones de productores, con el fin de apoyar así la apuesta de los productores por la concentración de la oferta. Además, desde la Consejería de Agricultura se solicitó también en noviembre incluir al sector caprino entre los beneficiarios de estas ayudas, ya que la normativa europea contempla la posibilidad de conceder las subvenciones a otros sectores ganaderos que también se vean afectados por los desequilibrios del mercado.

Durante la reunión del Consejo Consultivo del lunes se analizó también el estudio de la Comisión sobre el impacto acumulado de los acuerdos de libre comercio en relación con los productos agrarios. La consejera pidió que las conclusiones del documento se tomen con “mucha cautela”, ya que no contempla el efecto de la desaparición de medidas de tipo arancelario como, por ejemplo, las barreras sanitarias y fitosanitarias. Carmen Ortiz destacó que, si bien estos acuerdos pueden ser positivos para la economía y el empleo en general en la Unión Europea, no resulta tan evidente en el estudio que la agricultura obtenga “un saldo global positivo”.

Por esa razón, la titular de Agricultura de la Junta de Andalucía consideró que, entre otras medidas a tener en cuenta, los impactos sectoriales negativos deben minimizarse y es preciso que exista “algún nivel de protección para los productos sectoriales sensibles”. La consejera se ha referido, por ejemplo, al cultivo de arroz, cuya responsabilidad es preciso mantener porque se trata de un cultivo que generalmente ocupa zonas de alto valor ambiental donde no hay otra alternativa. “Creemos que en el diseño de la futura PAC se debe tener en cuenta el impacto acumulado de la apertura comercial, previendo mecanismos de intervención eficaces para los sectores y regiones perjudicados”, recalcó Carmen Ortiz.

Por otro lado, en cuanto a la modificación de la normativa de aplicación de la Política Agrícola Común en España realizada por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Ortiz lamentó que se haya producido “en el último día del año, con prisas, y sin haber mantenido reuniones previas con las Comunidades Autónomas”. Además, a juicio de la consejera, este nuevo Real Decreto“ no posibilita una mejor aplicación ni una gestión más eficaz del régimen de ayudas de la PAC” a nivel nacional.

Carmen Ortiz comentó que este 2017 va a ser un año “decisivo” para hablar de la Política Agrícola Común tras 2020, resaltando que la PAC es “imprescindible” porque está fijando en el territorio la población en el medio rural, está dando vida a numerosos sectores y tiene un papel decisivo en el medio ambiente. La consejera resaltó que, entre otras cuestiones, para Andalucía es fundamental recuperar los fondos que se han recortado a la región en la negociación para el próximo marco. Ortiz recordó que “Andalucía ha sido la única Comunidad que ha perdido en este marco 2014-2020”, en torno a 900 millones de euros, y “esperamos poder recuperarlos”. Además, la titular de Agricultura también destacó la posibilidad que se abre ahora de “diseñar entre todos una PAC más allá de 2020, más justa, más redistributiva y que tenga más en cuenta a los pequeños y medianos agricultores”.

Etiquetas
stats