La Junta defenderá que la Mezquita “sea patrimonio de todos”

La consejera María Jesús Montero, en la Comisión de Hacienda.
La consejera de Hacienda comparece a petición de José Antonio Nieto en el Parlamento para fijar la postura del Gobierno andaluz en el debate

El debate ha sido intenso. El alcalde de Córdoba y parlamentario andaluz, José Antonio Nieto, había solicitado la comparecencia de la consejera de Hacienda de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, para que ésta concretara cuál es la postura del Gobierno andaluz sobre la titularidad de la Mezquita-Catedral. En sede parlamentaria, la consejera ha defendido que la Mezquita de Córdoba sea “patrimonio de todos” y trasladó el interés del Gobierno andaluz en “preservar para lo público” el monumento así como garantizar un uso adecuado. Según manifestó, se trata de “una decisión pertinente, necesaria y que se justifica a partir de nuestra obligación en defensa de lo público”, según informa el Parlamento andaluz a través de una nota de prensa.

El regidor ha planteado este debate en el Parlamento de Andalucía después de que la Junta haya encargado un informe jurídico para saber si puede reclamar o no la titularidad de la Mezquita Catedral de la ciudad. El Gobierno andaluz ha encargado este informe después de que la plataforma ciudadana Por una Mezquita Catedral de todos haya iniciado una recogida de firmas (que casi alcanza las 200.000) para defender otro modelo de gestión en el monumento cordobés. Nieto ya había protagonizado otro debate similar en el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba la pasada semana, en el que el PSOE se abstuvo ante una moción de IU, y anteriormente había asegurado que consideraba que la titularidad de la Mezquita “no es un problema” para la ciudad.

En la Comisión de Hacienda, el popular ha asegurado que la titularidad del monumento es un “problema, que es recurrente a lo largo de la historia, se está generando a través de unos canales y unos medios de comunicación determinados pero con una diferencia: que hasta ahora la Junta nunca había tomado partido”. Nieto ha defendido también que desde el siglo XIII el monumento está siendo gestionado por la Iglesia después de que la ciudad fuera conquistada por el rey Fernando III El Santo. El parlamentario del PP también entró en el debate sobre el nombre, al considerar que “nadie puede imponerle a nadie que la llamen de otra forma”, y agregó que el Pleno decidió que su nombre oficial fuese Mezquita Catedral.

La consejera en su respuesta ha concretado que “cualquier intervención” en la Mezquita Catedral de Córdoba “requiere de la autorización de la Junta”, pero fue más allá al señalar que esta autorización no sólo tiene que ser cuando se trate de una actuación material o física, si no también cuando guarde “relación con los valores simbólicos e inmateriales del bien”.

Por último, la consejera dejó la puerta abierta al PP a llegar a un acuerdo para presentar una moción en el Congreso de los Diputados en el que resolver el problema de la titularidad de los bienes que la Iglesia inmatriculó después de la reforma de la Ley Hipotecaria en 1998. A su juicio, esta reforma permitiría “que la titularidad de la Mezquita se pueda plantear en los términos que, democráticamente, la sociedad pueda establecer”.

En este sentido, ha subrayado que “la Junta tiene mucho que decir”, pues la Mezquita-Catedral de Córdoba forma parte del Patrimonio Histórico andaluz, según el inventario de bienes transferidos a la Junta por el Estado en su día. Además está catalogada como Bien de Interés Cultural, de modo que “cualquier intervención en el monumento requiere de la autorización de la Junta, tanto desde el punto de vista material como en relación con los valores simbólicos e inmateriales del bien”.

Durante su intervención, ha descartado realizar una valoración religiosa tras la polémica suscitada en la ciudad de Córdoba que evidencian el malestar de la sociedad civil y su posicionamiento en defensa del monumento como un bien público. Se trata de “un debate de interpretación de una norma y de las competencias que por ley tiene que ejercer el Gobierno andaluz”, ha manifestado. No obstante, apuntaba que “es compatible que la Mezquita-Catedral sea un monumento de todos los ciudadanos con la gestión que, en estos momentos, está ejerciendo y puede seguir ejerciendo la Iglesia”.

La consejera ha concluido con una llamada al consenso en la defensa del interés general

y evitar polémicas en torno a un bien público de esta naturaleza, que atiendan al conjunto de la sociedad civil al margen de confesiones religiosas.

Etiquetas
stats