El histórico embarcadero de Sacili Martialum que los vecinos quieren recuperar

Zona donde se quiere recuperar el embarcadero del Guadalquivir en Pedro Abad | LARREA

Río Guadalquivir arriba, a unos 33 kilómetros de la Corduba romana y en el camino de la Vía Augusta, se erigía la población de Sacili Martialum. Era el origen de lo que hoy conocemos como el municipio de Pedro Abad, que se localizaba en torno al cortijo Alcurrucén y al que el propio César dio estatuto de municipio. Se cree que ya en esa época romana se localizaba allí una de las mejores zonas para transitar hacia el río Guadalquivir y navegar por él, o bien cruzarlo hasta la orilla norte para acceder a la zona de la sierra. Ahora, varios colectivos deportivos de Pedro Abad quieren recuperar esta zona como el embarcadero que en otros episodios de la historia formó parte de la vida del municipio perabeño.

Y, de momento, han solicitado a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) su aprobación para que se construya allí un pequeño embarcadero, en el final de la carretera de Alcurrucén. El Club Deportivo GPS Grupo Perabeño de Senderismo solicitó a la CHG el permiso para ocupar 23 metros cuadrados de Dominio Público Hidráulico del río para construir el embarcadero, solicitud a la que se unen el Club perabeño de Atletismo y la Peña Ciclista Perabeña.

El proyecto que en su momento se presentó a la Confederación prevé la instalación de una losa de hormigón de 4,19 por 2,14 metros para sujetar en ella la rampa del embarcadero, de unas dimensiones de 5,80 metros de largo por 2 metros de ancho, según figura en la solicitud a la CHG a la que ha tenido acceso este medio.

Ahora, lo que los tres clubes deportivos pretenden conseguir es la implicación del Ayuntamiento y de cuantos quieran colaborar en llevar a cabo este proyecto para hacerse cargo del montante de la obra y recuperar así uno de los puntos históricos del municipio. Un punto que pertenece también a la denominara Ruta del Alcurrucén y que estos grupos de deportistas llevan tiempo limpiando y adecentando para ponerla en valor.

Quieren, en definitiva, volver a utilizar aquel embarcadero que -cuentan- en su día usaron también los trabajadores del campo, para cruzar a la otra orilla, o quienes querían llegar hasta Adamuz simplemente atravesando el Guadalquivir. Ahora, el uso deportivo de este espacio podría darle una nueva vida a la zona del histórico embarcadero de Pedro Abad.

Etiquetas
stats