La Diócesis de Córdoba cerró 2019 con un déficit de 79.000 euros

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández | MADERO CUBERO

Las cuentas consolidadas de la Diócesis de Córdoba correspondientes al ejercicio 2019 se cerraron con números rojos. En el balance de ingresos y gastos, la Diócesis con todas las entidades que incluye -Obispado, Cáritas, 232 parroquias, fundaciones, seminarios, casas de convivencia, etc- cerró el año 2019 con un déficit general de -79.196,56 euros. Estas cuentas no incluyen las del Cabildo Catedral, entidad con un presupuesto aparte.

Así, el año 2019 fue deficitario para la Diócesis cordobesa, mientras que en el año anterior las cuentas habían arrojado un superávit de alrededor de 150.000 euros, según los datos aportados este viernes por el ecónomo diocesano, José Luis Vidal Soler.

Las cuentas que ha presentado la Diócesis correspondientes a 2019 incluyen unos ingresos generales de 22.370.000 euros, de los cuales las aportaciones voluntarias supusieron 7,8 millones de euros (35% del total), el IRPF al marcar la casilla de la X en la declaración de la Renta sumó 4,4 millones  (19,8%) (4 millones directamente por el Obispado y el resto por proyectos de fines sociales de Cáritas), los ingresos por actividades en parroquias y otras similares fueron 4,2 millones de euros (18,8%), otros ingresos corrientes fueron 4,8 millones de euros y de ingresos extraordinarios sumaron 1.015.000 euros.

Por contra, los gastos generales de la Diócesis en el año 2019 ascendieron a 22.449.853 euros. Esos gastos se corresponden con acciones pastorales y asistenciales (8,7 millones, 39%), la retribución del clero (300 sacerdotes y 80 religiosos en las parroquias) que suman 3,2 millones (14,3%). La asignación del obispo, Demetrio Fernández, sería de 600 euros al mes, según los datos presentados. Otros gastos de retribución del personal seglar suman 2,5 millones de euros (11,5%), las aportaciones a centros de formación suman 117.925 euros (0,53%), la conservación de edificios y sus gastos suponen 6,9 millones de euros (30,77%) y los gastos extraordinarios en el pasado ejercicio supusieron 853.000 euros.

Datos del Obispado y las parroquias

Si se miran concretamente los datos del Obispado de Córdoba, en 2019 tuvo unos ingresos de 8,9 millones de euros, con 232.000 euros de aportaciones de fieles, 4.017.000 millones de IRPF (44% del total) e ingresos patrimoniales por valor de 758.000 euros. Por contra, los gastos sumaron unos 8 millones de euros, entre acciones pastorales y asistenciales 2,2 millones, retribución del clero 2,8 millones, retribución del personal seglar 911.000 euros, gastos en centros de formación 5.843 euros y en conservación de edificios 1.964.000 euros.

Por su parte, las 232 parroquias de la Diócesis tuvieron unos ingresos de 7.150.000 euros y unos gastos de 7,5 millones de euros a lo largo del ejercicio correspondiente al año 2019.

2018: la mayor aportación por IRPF y de las mayores de España

Sobre la evolución de la aportación que recibe la Diócesis de Córdoba por el IRPF, en el año 2018 fue la mayor desde el año 2008, con 3.715.000 euros de 151.295 contribuyentes. En 2002, la cifra era de 3.591.000 euros.

En porcentaje, la media aproximada de los contribuyentes que marcan la X en favor de la Iglesia ronda el 44% en la Diócesis de Córdoba, cuando la media en España es del 33%. “Córdoba se sitúa entre las que más declarantes marcan la casilla de la X”, ha dicho el ecónomo diocesano.

Por su parte, la aportación de las Hermandades y Cofradías al Fondo Común Diocesano ascendió en 2019 al 48.911 euros, con una media de 531,65 euros por hermandad aportante.

Etiquetas
stats