El desacuerdo retrasa la aprobación de las listas del PSOE, que Ferraz cambiará

Las discrepancias que sigue manteniendo la dirección del PSOE con algunas de sus federaciones a cuenta de la confección de las listas a los próximos comicios generales del 28 de abril pospondrá hasta el domingo la decisión definitiva sobre la composición de esas planchas, han informado fuentes socialistas. Entre ellas están las listas aprobadas por el PSOE de Córdoba, que la dirección federal de Ferraz tiene previsto cambiar.

En Córdoba se aprobó que Luis Planas fuese el número uno al Congreso y María Jesús Serrano de dos. Según confirman fuentes del comité federal, es probable que Serrano acabe en las listas del Senado y en el número dos al Congreso otra mujer, pero no Teba Roldán, que iría de cuatro. El tercero al Congreso sería Antonio Hurtado. Además, Ferraz cambiará al candidato al Senado por Córdoba, que sería Rogelio Palacios.

El secretario general del PSOE de Córdoba, Antonio Ruiz, ha asegurado este viernes que los socialistas de la provincia van a respaldar “lo que salga del Comité Federal”, en cuanto a las candidaturas para el Congreso y el Senado que presentará su partido en Córdoba, de cara a las elecciones generales del 28 de abril.

Entre este jueves y viernes han ido desfilando por la sede del partido en Ferraz representantes de las distintas federaciones, que han defendido ante la Comisión Federal de Listas las propuestas no vinculantes de candidatos que desde sus respectivas provincias se han remitido a Ferraz.

Los principales escollos están en Andalucía y Aragón, aunque existen asimismo discrepancias en Palencia, León, Lugo y Orense. Los secretarios de Organización del PSOE de Aragón y de Andalucía, Darío Villagrasa y Juan Cornejo, respectivamente, abandonaron el jueves Ferraz sin haber conseguido un acuerdo satisfactorio.

Se esperaba que el dictamen definitivo de la Comisión Federal de Listas se diera a conocer este viernes, pero quedan flecos por cerrar y los miembros de la Comisión participan desde esta tarde en diversos actos de precampaña.

Así las cosas, y salvo cambio de última hora, la decisión sobre las modificaciones que se introducirán en las listas propuestas desde los territorios se aplaza al domingo, cuando el Comité Federal del PSOE, máximo órgano entre congresos, debe ratificar las listas, que entre el 20 y el 25 de marzo han de presentarse ante las juntas electorales provinciales.

Ruiz asegura que “siempre” se han cumplido las normas en el PSOE

Antonio Ruiz Ruiz ha recordado que su partido “tiene unas normas, unos estatutos y un reglamento para la confección de las candidaturas y, desde la Dirección Provincial” del PSOE cordobés “siempre” se han “seguido escrupulosamente esas normas”.

Las mismas, según ha recordado el líder de los socialistas cordobeses, “dicen que tiene que hablar la militancia, a través de las asambleas, que luego es el Comité Provincial el que decide, como así se hizo, la propuesta de listas para Córdoba y, en última instancia, la Comisión de Listas Federal y el Comité Federal” del PSOE son los órganos que “tienen la última palabra”.

En consecuencia, según ha argumentado Ruiz, los socialistas cordobeses son “respetuosos al 100 por 100 con dicho proceso y lo que salga del Comité Federal contará con el apoyo de todo el PSOE en Córdoba”, de forma que la candidatura para las generales que apruebe “será, sin duda, la lista” de los socialistas cordobeses.

Todo ello se está haciendo, según ha recordado Ruiz, en pos de “esa importante meta” que se han fijado los socialistas, la de que “este país siga progresando, desde un punto de vista económico, pero también social, y que sea un país inclusivo”, como garantía ante la “involución” que promueven PP y Cs, siguiendo la estela de Vox.

Se trata, según ha precisado Ruiz, de “frenar todas esas políticas trasnochadas que están planteando, tanto el PP, como Cs”, como la pretensión de los populares “de dar en adopción a los niños de las mujeres inmigrantes, para conseguir que se queden en España”, lo cual le parece al líder socialista “absolutamente demencial”, al igual que “la suma, a esa serie de propuestas de siglos pasados, por parte de Ciudadanos”, junto con “toda la ideología de ultraderecha que supone Vox”.

De hecho, según ha señalado Ruiz, esas tres formaciones conforman “ese tripartito que está dispuesto a lo que sea para conseguir el poder y, frente a eso, el PSOE es la única garantía para frenar esa involución, para frenar ese integrismo que excluye a buena parte de la sociedad”, empezando por “las mujeres y los más débiles” y, de forma específica, a “los inmigrantes y a todos los que necesitan políticas sociales para que este país progrese económica y socialmente”.

Etiquetas
stats