La Consejería de Salud aclara que la tasa de contagio no es el criterio principal para tomar medidas

Cribado extraordinario de Covid en Lucena | ALEX GALLEGOS

La viceconsejera de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Catalina García, ha señalado que la tasa de contagio o el número de casos de coronavirus no son el criterio principal que determina las medidas a tomar por parte de la administración, que está más pendiente de la presión asistencial allí donde los contagios se hayan disparado.

“Cuando la presión asistencial sea un problema en una zona determinada, se actuará”, ha dicho la viceconsejera, que ha visitado este viernes las obras que se ejecutan en el punto fijo del Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) ubicado en el centro de salud Santa Victoria del Sector Sur de Córdoba.

En este sentido, ha apostillado que la presión asistencial en estos momentos “es mucho menor” que en marzo y abril, debido principalmente a que, aunque se dan contagios todos los días, se ha bajado la edad de los casos, y esta población no incrementa la tensión en los hospitales públicos, que, además, cuentan con planes de contención propios para hacer frente a la pandemia.

En cualquier caso, García ha puesto el énfasis en que los datos de contagios no son el factor determinante a la hora de tomar medidas. “Si miramos solo los datos, España tendría que estar confinada de nuevo”, ha manifestado.

Reconoce que la segunda oleada les sorprendió con parte del personal sanitario de vacaciones

Sobre la situación en Lucena, ha indicado que aún no se conoce el resultado del cribado extraordinario llevado a cabo este jueves en la localidad y que, una vez se tengan los datos, se reunirá con los responsables municipales para examinar la situación. En cualquier caso, ha recordado que los datos epidémicos han ido bajando en los últimos días en la provincia.

Respecto a los problemas de atención en los ambulatorios y centros de salud, la viceconsejera ha reconocido que el adelanto de la segunda ola de la pandemia les sorprendió con parte del personal médico y sanitario de vacaciones y sin que hubiera posibilidad de sustituirlos. Ha precisado que todo el mundo pensaba que la segunda ola llegaría en octubre, por lo que se solicitó a los sanitarios que se cogieran las vacaciones en agosto.

La viceconsejera ha adelantado que esta cuestión “se va a descongestionar en un plazo muy breve de fechas”, ya que se está regularizando con la vuelta de las vacaciones del personal, por lo que ha pedido a la población paciencia.

Etiquetas
stats