Cinco familiares de fusilados muestran su malestar por el trato de la Junta

Presentación de los resultados de la exhumación de Adamuz | ÁLVARO CARMONA

Un grupo de cinco familiares de fusilados de la Guerra Civil en Adamuz han mostrado su malestar por el trato que a su juicio les ha dado la Junta de Andalucía durante el proceso de exhumación. Los familiares han mostrado su malestar “tras la decisión de realizar el acto de entrega de los resultados de las pruebas de ADN a los familiares” en el Ayuntamiento “sin haberlo consultado ni informado previamente con nosotros”.

A través de un extenso comunicado, los familiares denuncian que la Junta apenas les ha informado y que “tanto las decisiones como los procedimientos seguidos se han realizado sobre la marcha de forma desordenada”. “Consideramos que la Dirección General que pregona ser pionera y rigurosa en materia de Memoria Histórica da muestras de todo lo contrario”, exponen.

Así, en varios puntos aseguran que en un principio no les dieran ayuda para localizar los restos, que fueron los familiares los que se tomaron las muestras de ADN y corrieron con su gasto, que fueron ellos los que realizaron el listo de fallecidos y que decidieron que los restos se entregarían en los domicilios de las familias. También exponen que se enteraron de casualidad del resultado del laboratorio y que l“os restos exhumados hayan sido conservados en un cuartillo del propio cementerio en pésimas condiciones, donde se realizo el estudio antropológico en 2015 y la toma de muestras bajo suciedad y polvo en octubre de 2016, y sigan permaneciendo en el mismo sin que la Dirección General haya realizado la labor de cerciorarse de que la conservación y custodia de los mismos se realice de forma adecuada”.

Etiquetas
stats