El caso Torreblanca se queda finalmente en nada

Los cuatro policías absueltos, durante el juicio. | MADERO CUBERO
La Fiscalía Provincial de Córdoba, que era la única acusación, decide no recurrir la decisión de los jueces, que han absuelto a los policías locales acusados

El caso Torreblanca ha dejado de ser el caso Torreblanca. La Fiscalía Provincial de Córdoba no recurrirá a una instancia superior la sentencia de absolución contra los cuatro policías locales que estaban acusados de un delito de falsedad en documento público. El caso, que llevó incluso a la constitución de una comisión de investigación en el Ayuntamiento de Córdoba, se convirtió en un gran escándalo mediático que finalmente ha quedado en nada, ya que la sentencia será firme. La Fiscalía era la única acusación personada en este juicio.

La sentencia entiende que la manipulación que se realizó del expediente por parte de los agentes en su tramitación de la denuncia “fue inocua” y destaca el caos con el que se funcionaba dentro de la comisaría. La Fiscalía solicitaba para cada uno de los cuatro presuntos implicados tres años y nueve meses de prisión y multa de 5.400 euros e inhabilitación especial para el ejercicio de su cargo durante cuatro años.

Los cuatro policías locales estaban adscritos al servicio de Medio Ambiente que controla el cumplimiento de la normativa urbanística cuando se descubrió el chalet el chalet de la parcelación irregular de Torreblanca que allí se edificaban. Los otros dos agentes del mismo cuerpo se les acusaba de haber hecho la vista gorda y no haber iniciado expediente alguna de infracción.

El Acta de Inspección (nombre técnico del expediente abierto por la Policía Local) no se cumplimentó hasta que el 11 de enero el matrimonio de agentes que había construido ilegalmente recibió la llamada de un periodista advirtiéndoles de que iba a contar la historia en la prensa y señalándoles la irregularidad de que la infracción estuviese bloqueada y no no se hubiese elevado a la Gerencia Municipal de Urbanismo.

La mujer del matrimonio de agentes reconoció que, asustada por la llamada del periodista, fue a la comisaría de la Policía Local para acelerar el cumplimiento del expediente y enviarlo a la Gerencia Municipal de Urbanismo. Para ello, señala que usó una plantilla ya existente que se usa facilitar el trabajo, pero dijo que no manipuló un documento anterior. Ella misma afirma que corrigió algunos datos del documento.

En su sentencia el Tribunal subraya el caos que existía en la Policía Local de Córdoba a la hora tramitar estos expedientes y amplía responsabilidades a sus superiores y a las unidades administrativas de las que dependía el Servicio de Disciplina Urbanística. Esta falta de seriedad a la hora de tramitar los expedientes resta legalidad a los mismos y por tanto cualquier alteración en los mismos era inocua.

Etiquetas
stats