70 ancianos han muerto con Covid en las residencias de Córdoba desde el inicio de la pandemia

La Residencia-Hogar para Mayores San Rafael de Montilla en una imagen de archivo | ODISUR

La Federación de Organizaciones Andaluzas de Mayores (FOAM) ha puesto datos a los ancianos que han fallecido con Covid-19 en residencias desde el inicio de la pandemia. En el caso de la provincia de Córdoba, la cifra de muertes en estos centros residenciales asciende a 70.

Este número de fallecimientos supone que más del 51% de las víctimas mortales de la pandemia del Covid-19 en Córdoba han sido personas que vivían en residencias de ancianos, 70 del total de 135 muertes registradas hasta este viernes.

De acuerdo a los datos que añade la FOAM, en Andalucía han muerto desde el comienzo de la pandemia en residencias de mayores 605 personas, lo que supone el 37,32% del total de fallecidos en la región. Por provincias, la federación contabiliza 35 muertes en Almería, 91 en Cádiz, 70 en Córdoba, 122 en Granada, ocho en Huelva, 60 en Jaén, 62 en Málaga y 157 en Sevilla.

“Nefasta gestión” de la Junta en las residencias

La Federación de Organizaciones Andaluzas de Mayores ha denunciado que “la nefasta gestión que la Junta de Andalucía está llevando a cabo para el control de la pandemia” del coronavirus “en las residencias de mayores andaluzas ha tenido como resultado que, en los últimos 20 días, 42 mayores hayan fallecido en residencias” de la comunidad.

Además, en ese mismo periodo se han elevado en 217 el número de contagios confirmados, pasando de los 2.777 a 28 de agosto a los 2.994 a fecha de este viernes, 18 de septiembre, según ha advertido la FOAM en un comunicado.

Nuevos contagios en residencias de Córdoba

La federación detalla que la mayoría de esos contagios han tenido lugar en las residencias de Vitalia en Mairena del Aljarafe (Sevilla), la residencia municipal de Algámitas (Sevilla), Santa Eufemia en la provincia de Córdoba, Utrera (Sevilla), Archidona (Málaga), El Manantial de Terque (Almería), El Zapillo de Almería, Fardes de Benalúa (Granada), Luque (Córdoba), Vitalia Teatinos de Málaga, Domus Vi Azalea de Marbella (Málaga) y San Antonio en Vícar (Almería).

Tras poner de relieve que “en algunas” de esas residencias ha llegado a contagiarse “prácticamente la totalidad de los residentes y una gran parte de los trabajadores”, desde la FOAM apuntan que “desgraciadamente no nos sorprende”, porque venían “denunciando prácticamente desde el inicio de la pandemia que la gestión del Covid-19 por parte de la Junta de Andalucía en las residencias de mayores es nefasta”, y que, “de no corregirse y tomar una serie de medidas, desgraciadamente, la pandemia se extendería por las residencias, con graves consecuencias para los residentes y trabajadores de las mismas”.

“La Junta de Andalucía actuó tarde y mal al comienzo de la pandemia”, según la FOAM, que lamenta que, a pesar de sus “advertencias, nada hizo por remediar esto en la pequeña tregua que nos concedió el virus de la primera ola a la segunda y aquí están, hasta ahora, los resultados, y mucho nos tememos que, de seguir en esta pasividad, las cifras sigan empeorando”, según apostilla la federación.

En el conjunto de la región, actualmente, además, “existen 205 casos activos”, según la FOAM, que critica que, “a pesar de estas cifras, la Junta de Andalucía sigue sin aplicar medidas eficaces que frenarían en mucho esta terrible tragedia”, y “sigue habiendo escasez de personal, se siguen manteniendo los contagiados dentro de las residencias, no se realizan a todos los trabajadores los test con la periodicidad necesaria -siete o diez días- para prevenir el contagio”.

Asimismo, “en caso de contagio de un trabajador no se realizan los test a todos los residentes y trabajadores, siguen manteniendo abiertos los centros de día ubicados dentro de residencias y no están facilitando los medios de protección necesarios a los trabajadores para el desempeño con garantías de su trabajo”, según critican desde la FOAM.

Asimismo, la federación dice “desconocer los motivos” por los que, “en plena pandemia se ha procedido al traspaso de las competencias de las residencias de mayores de la Consejería de Igualdad, Política Sociales y Conciliación a la de Salud y Familias”, pero apuntan que esta decisión, “más que ayudar, va a contribuir a empeorar, más aún si cabe, los efectos del Covid-19 en las residencias de mayores”.

La federación avisa de que “los efectos devastadores del Covid-19 en las residencias de mayores de Andalucía en esta segunda ola se van acercando a pasos agigantados a los que padecimos en la primera”, pero “en esta segunda ola no caben excusas” por parte de la Junta, porque “todo el mando” está en sus manos y “sabemos lo suficiente del virus como para minimizar sus efectos en las residencias de mayores”, según subraya la FOAM, que advierte además de que ha habido “tiempo para aplicar esos conocimientos”, por lo que “es hora de asumir responsabilidades”, según zanja.

Etiquetas
stats