El PSOE acusa al alcalde de desmantelar la participación ciudadana

El concejal del PSOE José Rojas.

El Grupo Municipal Socialista ha denunciado este domingo que los servicios asignados en la barrios, es decir, centros cívicos y centros de Servicios Sociales han sufrido un retroceso sin precedentes en la historia reciente del ayuntamiento desde que PP y Cs gobiernan en Córdoba.  

“La retirada de trabajadores y trabajadoras ha acabado con los programas de intervención en la población residente en su conjunto y ha provocado la pérdida de los servicios que se prestaban en estos equipamientos. Es una realidad que el deterioro de los recursos humanos municipales tiene su origen en la tristemente famosa ”Ley Montoro“, destaca el concejal socialista José Rojas.

Rojas alerta de que las Oficinas de Atención Ciudadana permanecen cerradas en los barrios y en la periferia. Sólo quedan oficinas en dos de los catorce distritos en los que está dividida la ciudad.

También ha desaparecido la Atención de Programas Territorializados para llevar a cabo las acciones de Igualdad.

Las ludotecas han visto mermada su capacidad en más del 80% y en las  bibliotecas y salas de lectura, con horarios adaptados para jóvenes, estudiantes y población en general, ha desaparecido la figura del bibliotecario/a.

Técnicos de Participación Ciudadana han sido retirados de los barrios y las jubilaciones, los traslados y la eliminación de puestos por promoción en otros espacios ha dejado sin personal de apoyo a aquellos espacios de barrio en los que antes se desarrollaban todo tipo de actividades.

Pero aún hay más. El Consejo Social de la Ciudad no ha podido realizar su trabajo anual para emitir dictamen al presupuesto de este año porque el equipo de gobierno no les dio el tiempo suficiente. “Una vez más, el alcalde y sus altos cargos van con mucho retraso por su incapacidad para presentar las cuentas en tiempo y forma”. Se trata de un dictamen obligatorio pero no vinculante, que ha sumado año tras año en la mejora de la ciudad.

“En definitiva, mermamos y dejamos a los ciudadanos sin capacidad de intervenir en los asuntos que les interesan y que vienen a mejorar la calidad de vida en Córdoba. No olvidemos que el interés general de todos es el que nos ha hecho avanzar y mejorar nuestra vida en los barrios”, subraya el edil.

Se pregunta, por otro lado, si José María Bellido conoce todas estas medidas “intencionadas” o vive al margen de la realidad.

Tres cambios de delegada

“La prueba del nulo interés del alcalde en escuchar a la ciudadanía es que este co-gobierno conservador apoyado por la extrema derecha lleva tres Delegadas de Participación Ciudadana en poco menos de tres años de mandato. Están a punto de batir récords entre todas las corporaciones municipales que hemos conocido, porque han apostado por la vieja estrategia de la distracción, que es la misma que utilizan en las delegaciones de Casco Histórico o Servicios Sociales”.

La primera delegada fue Eva Contador, que inició el desmantelamiento. Le sustituyó Isabel Albás, que se comprometió con el Consejo del Movimiento Ciudadano a actualizar recursos y plantilla en seis meses. Por supuesto, no lo cumplió. La última en llegar ha sido María Luisa Gómez, que prometió lo mismo pero con el mismo resultado.

“El tiempo pasa, el mandato de Bellido se acaba y él sigue jugando con los vecinos y vecinas mientras desmonta progresivamente los servicios de cercanía en los barrios. Su intención es establecer un gobierno al margen de la ciudadanía ”, sentencia José Rojas.

Etiquetas
stats