El consejero de Hacienda de la Junta llama al ahorro en el gasto público del Estado en base a las propuestas de Feijóo

El consejero de Hacienda, Juan Bravo.

El consejero de Hacienda y Financiación Europea de la Junta de Andalucía y candidato del PP-A al Parlamento andaluz, Juan Bravo, ha recordado al Gobierno de la Nación, respecto a los planes de ahorro energético planteados por la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, que en la Junta llevan “tiempo” trabajando por el ahorro energético.

En este sentido y en declaraciones a los periodistas, Bravo, quien ha inaugurado en Córdoba el XVII Congreso Tributario, organizado por la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf), ha señalado que con el anterior Gobierno socialista de la Junta “no se apagaban las luces” en ningún momento, “con lo cual a nosotros no van a venir a decirnos lo que tenemos que hacer”.

En cualquier caso, ha dicho que en este contexto “hay un gran objetivo” y por ello el actual Ejecutivo andaluz viene trabajando desde hace tiempo para “la eficiencia energética, con un refuerzo de la Agencia Andaluza la Energía, intentando concienciar también y ayudando con los incentivos que hay a la agilización de todos estos procesos”.

A este respecto, ha explicado que en “el plan de las familias que presentó el presidente Feijóo, una de las cuestiones que llevaba era agilizar los incentivos fiscales, tanto a las personas físicas, que ya hay algo en el Impuesto de la Renta, como en el Impuesto de Sociedades, para que esa aceleración que está pidiendo Bruselas y que recientemente ha elevado los objetivos de renovables del 40 al 45 por ciento, pueda ser una realidad”, de manera que “todo lo que sea acelerar la eficiencia energética, aquí nos tienen”.

También les pediríamos --ha proseguido-- que nos ayuden en el ámbito de las renovables, porque saben que en Andalucía tenemos 18.000 millones de euros de renovables, que podríamos implementar y que ayudaría al objetivo nacional, incluso el objetivo europeo, pero que en algunos casos, también por cuestiones administrativas, burocráticas o incluso por falta desarrollo de Red Eléctrica Española, en cuanto las infraestructuras“, pues no se puede hacer, ya que, ”por ejemplo, el Norte de Córdoba no dispone de lo que hemos pedido, como no dispone Jaén y alguna que otra provincia“, en materia de infraestructuras eléctricas.

En consecuencia, “si realmente queremos hacer esto, hay que sentarse con el Estado, las comunidades autónomas, las entidades locales y hacer un plan de país, que permita agilizar” esta cuestión, “porque tenemos recursos que, por desgracia, no tienen otras comunidades autónomas, con lo cual es una nueva oportunidad desde el punto vista del inversor, de la generación de empleo e incluso, si no pensamos en el corto plazo, sino en el medio o largo, hablando por ejemplo del hidrógeno, nos podemos convertir en un auténtico referente energético a nivel europeo”.

Gasto público

Por otro lado y sobre la advertencia a España de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, por su elevada deuda pública, Bravo se ha referido, de nuevo, al “plan económico que presentó Feijóo, que una parte era una rebaja de impuestos para las rentas medias y bajas”, mientras que “una segunda parte iba enlazada con la simplificación de trabas administrativas y burocráticas, que tampoco se ha atendido, y un tercer pie de ese proyecto era el ahorro en el gasto público”.

Ahora resulta, según ha defendido, “que en ese camino pues no estamos tan equivocados, cuando estas medidas las copia Italia”, o “cuando la simplificación de trabas administrativas y burocráticas” está llevando a que, por ejemplo, “la CNMV está dispuesta a renunciar a competencias para facilitar la colocación de deuda”.

Por ello, según ha subrayado Bravo, “el ahorro del gasto público es una medida que tenemos que hacer”, y “eso no quiere decir, como se viene anunciando por parte del Gobierno, minorar los servicios públicos”, señalando que, si se apuesta por “un pacto de rentas”, en el que se les “dice a los trabajadores que hagan un esfuerzo, y a las empresas que renuncien a parte de sus beneficios”, pues también “el Gobierno tendría que mandar un mensaje, junto a las administraciones públicas, de que vamos a hacer un ahorro del gasto público”, en un momento en el que “tenemos colocar deuda, que Europa nos está llamando la atención y en el que se requiere un esfuerzo, y no un gasto público descontrolado”.

Teletrabajo

Por otra parte y respecto a la implantación del teletrabajo en la Administración pública, Bravo ha dicho que “es una decisión que ha planteado el Gobierno España” ahora, recordando que la Junta de Andalucía, “en el momento en se produjo la pandemia y en cuestión de una semana fuimos capaces de estructurar toda la Administración, para que la gente pudiese teletrabajar”, y por ello ya se cuenta en la Junta con una “estructura” para ello.

Otra cuestión es “venderlo como un ahorro”, considerando Bravo que “hay que explicarlo más como un cambio, y como una oportunidad también para facilitar la conciliación, el trabajo y ganar en productividad, que es el gran problema que tenemos este país”, pues “llevamos muchos trimestres perdiendo en productividad”, de modo que no se trata tanto de hablar de ahorro, “sino de intentar ver cómo somos capaces de hacer más productivo el trabajo empleado público, para conseguir una mejor gestión y un mayor servicio a los ciudadanos, que es lo que piden, y ese debería ser el principal objetivo”.

“Gobierno estable” para tener un presupuesto

Por otro lado, Bravo ha afirmado que “tener presupuesto es una prioridad”, y ello requiere un “gobierno estable, con una mayoría consensuada”, siendo ese “el gobierno que los andaluces esperan”. En declaraciones a los periodistas, Bravo ha respondido así al ser preguntado si no es contradictorio haber adelantado las elecciones en Andalucía para tener presupuestos en 2023 y a la vez avisar de una posible repetición de elecciones, como ha hecho el presidente andaluz y candidato a la reelección por el PP, Juanma Moreno, si no lograba una “mayoría suficiente” para gobernar el 19J, asegurando el consejero de Hacienda que “el objetivo debe ser tener presupuestos”.

En este sentido, ha recordado que “el presupuesto que tenemos ahora mismo es el presupuesto del año 2021, que se elaboró en el año 2020, y creo que todos estamos de acuerdo que el año 2022 no tiene nada que ver con el escenario del año 2020, y nada va a tener que ver, por lo que apunta, con el año 2023, con lo cual tener presupuesto es una prioridad”.

En consecuencia, también “debe ser una prioridad que el resultado que salga de las urnas permita consolidar un gobierno estable, con una mayoría consensuada, que permita que Andalucía aproveche oportunidades” como las que ofrecen “las energías renovables” o los fondos europeos Next Generation.

Todo eso, según ha advertido Bravo, “iría en contra del funcionamiento” adecuado de Andalucía, “y por eso, desde el primer momento, el presidente Juanma Moreno ha indicado la importancia de tener presupuestos, y ese adelanto de cuatro meses lo que busca es poder agilizarlo al máximo”.

En consecuencia y según ha argumentado, “debemos tener la suficiente capacidad, a la hora de que los ciudadanos elijan y los representantes que hayan salido, de poder tener la capacidad de conformar el gobierno que los andaluces esperan. Yo creo que es el gran objetivo, al que tenemos que aspirar”.

Etiquetas
stats