Los motores vuelven a rugir en Trassierra

.

Vuelven a resonar motores y ya se intuye de nuevo el olor de la goma quemada contra el asfalto. Es el turno para una nueva edición de la Subida a Santa María de Trassiera, que este año cumple su vigésimo octava edición. El evento, organizado por la Escudería Villacor, tendrá lugar entre el 1 y el 2 de diciembre, siendo la prueba automovilística más antigua de la provincia, por lo que un curso más será un auténtico espectáculo digno de ver.

Tras el éxito tanto de público como de participación de la pasada edición, en la que hubo un total de 95 participantes llegados desde toda España, la organización tiene el claro propósito de seguir en esta misma línea. Para ello se ha vuelto a contar con el famoso Castillo de la Albaida, perteneciente al Grupo Maciá Hoteles, como escenario y centro neurálgico de la prueba (verificaciones, parque cerrado de vehículos participantes, entrega de trofeos, etc). 

Además, Villacor celebra, dentro de dicha subida, la II Copa Villacor Seat 124, para la que contará con la ayuda del Club Nacional Seat 124 y 1430. Dicho evento tuvo ya una excelente repercusión el año pasado, ya que a la Subida a Trassierra se una la presencia de hasta trece Seat 124, también venidos desde distintos puntos de la geografía nacional. 

Etiquetas
stats