El fútbol sala cordobés que triunfa en Europa

.

Son varios los ejemplos de futbolistas cordobeses que han decidido salir al extranjero para poner su talento al servicio de grandes equipos del continente, encontrando además un buen escaparate para desarrollar su carrera deportiva, así como una oportunidad laboral que no se les ofrecía en España. Dos de los más destacados en lo que va de curso son Manuel Jarque Moral y Christian Ortiz, ambos pertenecientes al Gelko Hasselt de la máxima división de fútbol sala de Bélgica.

El primero ya se ha convertido en toda en una institución en la entidad, al conseguir proclamarse en mayo de 2017 campeón de la Copa de Bélgica y, además, anotando cuatro de los cinco goles de la final ante el Halle Gooik (5-4). Por su parte, la participación de Ortiz es más reciente, aunque su talento ha cuajado de manera notoria, pues ya ha logrado sumar su primer título, al levantar el pasado mes de septiembre la Benecup 2017, torneo que disputan los campeones de Copa del país belga y de Holanda, y en el que ambos vencieron al Marlene a doble partido (2-3 y 3-1). En último encuentro de dicha competición destacó el más veterano al anotar dos de los tres tantos de su equipo. A día de hoy, ambos jugadores marchan en la segunda posición de la tabla con 33 puntos, tras un balance de 11 victorias y dos derrotas, y estando únicamente superados por el FP Halle Gooik (36 puntos), actual campeón de liga.

Lolo Jarque, que actualmente es el segundo máximo goleador del equipo con siete dianas, se formó en el Bujalance Calderería Manzano, y en su trayectoria ha pasado por clubes como el Marfil Santa Coloma, el Arcebansa Zamora, el Jaén Paraíso Interior o el Levante UD. En 2014 arrancó su periplo internacional pasando por el Khazar Islands de Azerbaiyán o el Omonia Nicosia de Chipre, hasta recalar en el Gelko Hasselt. Ortiz empezó su andadura en el fútbol sala de la mano de Juan Moreno en el CD Modas Levante, con el que llegó a ser campeón de Andalucía y cuarto de España. De ahí en adelante pasaría por el Adecor, Aquasierra, Ategua o Jumilla, logrando con este último el ascenso a Primera de la Liga Nacional de Fútbol Sala. Por último dio el salto a Italia de la mano del ASD Futsal Bisceglie 1990, con el que también ascendió a la máxima división el año de su incorporación, aunque a la postre volvería a caer. Tras tres cursos en la entidad transalpina decidió cambiar de aires para firmar por el conjunto belga.

El siguiente nombre aparece más al este, concretamente en Hungría. Francisco Javier Sánchez hizo las maletas en el mes de julio para firmar con el MVCF Berettyóújfalu de la Primera División de fútbol sala magiar, al que llegó tras rescindir su contrato con el Real Betis FS, actual adversario del Itea Córdoba CF en Segunda. El impacto del jugador de 28 años formado en el Adecor ha sido exitoso desde el primer momento y actualmente disfruta de su liderato en solitario en la categoría con 27 puntos, con una estadística de nueve triunfos y una derrota, y seguido del Rába Eto (20) y Dunaferr Due Renalpin FC (19). Además es el séptimo máximo artillero de la competición con diez goles, y el segundo de su equipo. Junto a los clubes mencionados, el ala cordobés también cuenta en su historial con haber militado en el OE RAM León, el Bujalance Calderería Manzano, el CDFS Ategua o el UMA Antequera, donde se hizo con el mayor hito de su carrera hasta su aterrizaje en Hungría, ya que logró ascender a Primera en el curso 15/16.

Finalmente, un poco más al sur, son cinco los nombres que aparecen entre la Serie A (Segunda) y B (Segunda B) del fútbol sala italiano. El más experimentado sin duda es Antonio Añoño Garrote. Tras empezar dándole patadas a un balón en el barrio de La Fuensanta, su periplo aventuró entidades como AD Belmonte, Lui Moda, Bujalance, Villafranca, Peñarroya o Santaella. Su salto a la profesionalidad llegó con el Caen Gueriniere, de la Segunda División francesa, aunque en Italia parece haber encontrado su sitio. En tres años se erigió como el gran referente del ASD Barletta, anotándose la heroica de ser el máximo goleador de su historia. Actualmente compite en el Atlético Cassano.

El baenense Isidoro Garrido milita en el Kaos Reggio Emilio, tras pasar por el Verín, RAM León, Maderas Miguel Pérez de Bujalance, Gestesa Guadalaja, Burela y el Rába Eto de la División de Honor de Hungría, con el que llegó a disputar la UEFA Futsal Cup. La nómina la completan el menciano David Sánchez Boyos (Meta C5), formado en las categorías inferiores del Córdoba y con pasado en el CD FS Ategua, el luqueño Sergio Rodriguez Keko (Atlante Grosseto), otro ex del conjunto verdiblanco, Carlos Pérez Gori (Real Cefalu), con pasado en el CD Apademar, Calderería Manzano Bujalance FS, CD Ategua FS, Cus Molise o más recientemente en el Itea, y Alfonso Rodríguez Fofi (Semise), otro trotamundos formado en el Apademar, y con pasado en el Aquasierra, Peñarroya, Santaella, FS Zamora y ASD Progetto Futsal, también de la tercera categoría italiana.

Etiquetas
stats