España supera a Ucrania y se acerca al Mundial

Partido entre España y Ucrania

Mucho más que un partido de baloncesto. El Palacio Municipal de Deportes de Vista Alegre acogió deporte, pero también emociones, recuerdos y, sobre todo, muchos aplausos. La selección española y la de Ucrania se veían las caras en el encuentro clasificatorio para la Copa del Mundo 2023. Sin embargo, el contexto, desde muchas horas antes del inicio, centró la atención en el conflicto bélico desatado en el país del este de Europa. Bajo ese prisma saltaron a la pista ambos planteles, y fue el visitante el que, como era de esperar, se llevó la gran ovación de la afición cordobesa, que mostró su apoyo con un sentido aplauso. Y de ahí se dio paso al juego en sí, donde el dominio fue de inicio para los de Sergio Scariolo. 

En efecto, dejando a un lado los asuntos externos al choque, los dos equipos iniciaron la contienda con un juego de alta intensidad y en el que el acierto desde el perímetro se hizo de notar. De hecho, los primeros intercambios de puntos llegaron desde el triple, donde España se mostró mucho más atinada de que su adversario. Entre Quino Colom, el gran foco anotador de los españoles en el arranque, y Dani Díez imprimieron el primer parcial. Por contra, aunque siempre a rebufo, fue Jerome Randle el que, como era de esperar, lideró la ofensiva ucraniana. 

Al término de los primeros diez minutos, el luminoso reflejaba un igualado 22-17. Pero esa tímida diferencia se sacudió en el arranque del segundo periodo, donde España se apuntó un parcial de 10-0 que sirvió para poner la máxima (32-17). Quedaba claro que la segunda unidad española era muy superior, por lo que Ragatskis tuvo que recurrir, de nuevo, a parte de sus titulares. Ahí llegaría, una vez más, la reacción. De la mano del base ucraniano, y de un Pustovyi que se hizo notar en la pintura, Ucrania volvió a recortar distancias, aunque la efectividad de Díez y la movilidad de Sima, mucho más rápido que sus defensores permitieron cerrar el primer tiempo con 45-29.

El descanso, para no ser menos, tuvo igualmente su dosis de emoción. En este caso, en clave cordobesa, puesto que el Ayuntamiento de Córdoba quiso rendir homenaje a Felipe Reyes. El histórico pívot del Real Madrid, con 236 internacionales y varias medallas en su haber, agradeció a la afición por tantos años de apoyo pese a estar siempre lejos de su ciudad. Pero su apellido brillará ya por siempre en Vista Alegre, pues el Imdeco inauguró una placa con su nombre en uno de los costados del recinto capitalino. 

El dominio se hizo aún más palpable tras el paso por vestuarios, en el que la selección puso dos marchas más que Ucrania. Colom, a lo suyo, y a cuyo caudal se sumó por aquel entonces López-Arostegui. 15-4 para seguir ampliando la ventaja, en unos minutos también de disfrute del público. Y es que el mismo vibraba con el juego de su equipo, y los mayores honores se los llevó Joel Parra con un espectacular coast to coast acabado en mate. No pensaba vender tan barata su derrota el cuadro ucraniano, que mejoró desde el triple en los minutos finales del tercer periodo. No obstante, el marcador seguía mostrando una cómoda renta para España.

Esa buena inercia favorable a los de Ragatskis posibilitó un 0-5 en el arranque de los último diez minutos de encuentro. Las rotaciones entraron en escena de nuevo para el técnico italiano, lo que propició una mejora española, principalmente gracias al acierto de López-Arostegui y Paulí. No obstante, ahí se vieron los mejores minutos de Ucrania, motivados en gran medida por la relajación del combinado nacional. Los visitantes comandaron el cuarto en todo momento, tratando de maquillar un resultado desigualado y que culminó con 88-74.

Etiquetas
stats