Denuncia ante la policía el ataque de un perro que iba suelto y sin bozal

Zona por la que ocurrieron los hechos denunciados.

Una pareja ha interpuesto una denuncia ante la comisaría de la Policía Local después de que el hombre sufriera la mordedura de un perro el pasado 14 de abril en el barrio de Fátima. Según la denuncia a la que ha accedido CORDÓPOLIS, el can se encontraba suelto y sin bozal, aunque su dueña se personó en el lugar de los hechos tras el ataque ya que se encontraba a unos metros.

El escrito, que recoge la declaración del afectado, apunta que él y su perro -sujeto con una correa- se encontraban paseando sobre las 20:30 por la calle Grabador Palomino. Al llegar a la intersección de esta vía con la calle Pelayo Correa, el dueño del perro observó como otro animal, un pastor alemán, "fue corriendo directo hacia él".

Según su declaración, el perro se encontraba suelto, sin vigilancia y sin supervisión alguna. La pareja sostiene que no es la primera vez que el can pasea así por la calle, a la vez que asegura que en otra ocasión también mordió a su perro en el hocico. En aquella ocasión no interpuso denuncia.

Viendo que el perro se acercaba hasta donde se encontraban el dueño y su can, "de forma preventiva, para evitar que lo atacara", lo colocó detrás de él mientras sujetaba la correa aún más corta. Sin embargo, una vez que el pastor alemán llegó a su altura, atacó al hombre, mordiéndole en el muslo derecho.

Aunque el joven "trató de evitar la agresión a su perro, ambos animales llegaron a enfrascarse en una pelea, consiguiendo separarlos interponiéndose entre ambos canes". No obstante, el perro no sufrió ninguna herida. En ese momento, se personó una mujer que aseguró "ser la dueña del perro" y consiguió sujetarlo.

En la denuncia, el hombre afirma que la propietaria del perro no le aportó datos sobre el animal, por lo que se marchó a su casa para dejar al can con su mujer. Más tarde, regresó al lugar de la agresión, donde se personó una patrulla de Policía Local y una ambulancia ya que tuvo que ser atendido en Urgencias del Hospital Reina Sofía.

Según ha podido conocer CORDÓPOLIS, la dueña del perro que iba suelto niega que fuera su animal quien mordiera al hombre, sino su propio can. El juzgado se ha hecho cargo del caso y la pareja busca a un joven que habría sido testigo de los hechos.

Etiquetas
Publicado el
17 de abril de 2021 - 05:30 h