Los trabajadores denuncian la “precaria” situación del Servicio de Protección de Menores

Concentración de trabajadores del servicio de Protección de Menores

Los trabajadores del Servicio de Protección de Menores de la Junta de Andalucía en Córdoba se han concentrado este viernes ante su sede en la capital cordobesa para denunciar públicamente “la más que precaria situación que atraviesa” dicho servicio, “que no da cobertura suficiente a nuestro objeto de intervención, que es la atención y protección de menores catalogados en situación de maltrato grave o desprotección”.

Dicha situación, según han señalado los trabajadores en una nota, la vienen sufriendo desde 2017, y así lo han hecho ver en diferentes escritos dirigidos “a autoridades judiciales y administrativas y al Defensor del Pueblo”, en cuanto a que cuentan con “una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) totalmente obsoleta y ajena a las demandas de la actual ley de infancia”, con “falta de técnicos en los diferentes departamentos y la acumulación de expedientes que permanecen durante más de un año en espera, sin posibilidad de ser abordados”.

De hecho, en la actualidad y “por diferentes vicisitudes, el Departamento de Equipos de Menores, es decir, quienes adoptan las medidas para salvaguardar a menores en desprotección grave, cuenta con la mitad de su personal, y en el Equipo de Recepción hay un solo técnico para dar respuesta a más de 300 hojas de maltrato y a la clasificación de la gravedad, para su atención, de toda la provincia”.

En concreto, “los equipos cuentan con más de 324 casos en activo, estando totalmente saturados, y no pudiendo abordar los más de 135 que se encuentran en espera de poder ser iniciados, con menores ya catalogados en situación de maltrato grave o desprotección, con unos tiempos de espera totalmente inasumibles”.

Igualmente y según han señalado los trabajadores concentrados, el Departamento de Acogimiento Familiar y Adopción “carece de personal suficiente para una eficaz valoración de idoneidad de las solicitudes de acogimiento familiar y adopción y para el seguimiento de los acogimientos en familia extensa y ajena, provocando una espera en la tramitación que conlleva que los menores continúen en medidas de protección provisionales, a pesar de contar con familias disponibles”.

El Departamento de Centros de Menores, por su lado, “cuenta en la actualidad en activo con un solo técnico para el seguimiento de los centros de la provincia, así como de los diferentes programas asistenciales de los menores en acogimiento residencial”.

En cuanto al Sistema de Protección, “vemos igualmente como se merman los recursos en la protección a la infancia, en cuanto a personal en entidades que trabajan en pro del bienestar de nuestros menores”.

Por eso, “ante la falta de respuestas eficaces que den solución a la grave situación de los menores en situación de desprotección de nuestra provincia, ante un Servicio de Protección que atiende a una población tan sensible como la infancia más vulnerable y que carece de los medios más elementales para dar cobertura a situaciones de maltrato infantil, solicitamos medios y personal suficientes para la atención a nuestros niños víctimas de maltrato”, y así lo han reclamado en la concentración los trabajadores del servicio, sin descartar próximas movilizaciones.

Etiquetas
stats