Alertan de que el cáncer de piel es el que más se está incrementando

Exterior del Hospital Quirón Córdoba.

El cáncer de piel es el más frecuente entre todos los tipos de cáncer y es el que más se está incrementando, registrándose más de 3,5 millones de casos en Europa cada año, según ha alertado el doctor Ignacio Valenzuela, dermatólogo del Hospital Quirónsalud Córdoba, que ha destacado que puede afectar a cualquier persona de cualquier edad, siendo más común en mayores de 50 años o entre personas que han tenido una elevada exposición solar.

Tal y como ha indicado la institución hospitalaria en una nota, Valenzuela ha explicado que los factores de riesgo son tener una piel clara o propensa a las quemaduras solares, haber sufrido quemaduras durante la infancia, estar expuesto mucho tiempo al sol, el uso de cabinas de bronceado, tener más de 50 lunares, contar con antecedentes familiares de cáncer de piel o haberse sometido a trasplante de órganos.

En este sentido, ha destacado que "todos tenemos manchas en la piel, son parte del proceso normal de hacerse mayor, pero hay que vigilarlas porque pueden ser signo de algo más preocupante". Es importante revisar la piel de forma regular, una vez al mes aproximadamente, por si hay alguna mancha sospechosa.

Asimismo, hay que fijarse especialmente en las manchas que han cambiado de tamaño, color o forma, si son diferentes al resto, asimétricas, tienen un tacto áspero, varios colores, son mayores de cinco milímetros, pican, sangran, tienen una superficie brillante o parecen una herida pero no cicatriza, ha especificado el especialista.

La prevención es fundamental en la prevención del cáncer de piel, por lo que es muy importante, ha destacado el doctor Valenzuela, con motivo de la celebración el próximo domingo del Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel, extremar las medidas de protección para los niños, usando de manera regular un protector solar con un factor elevado --más de 30--, camiseta y gorra.

Además, es aconsejable buscar la sombra y no exponerse al sol en las horas centrales del día (entre las 12,00 y las 17,00 horas). Hay que poner especial atención en evitar las quemaduras solares, el enrojecimiento de la piel después de ponerse al sol, cuando aparecen ampollas o dolor prolongado se considera una quemadura grave, no olvidar aplicar protector solar con un factor elevado (mayor de 30) cada dos horas y evitar las cabinas de bronceado.

El doctor Valenzuela ha insistido en que en caso de encontrar una mancha sospechosa, debe consultarse con el dermatólogo, pues "es mejor ser precavido que lamentarse".

Etiquetas
Publicado el
12 de junio de 2021 - 04:09 h