El Ayuntamiento de Cañete suprime el impuesto de plusvalía

Félix Romero.

Los vecinos de la Villa Botánica de Cañete de las Torres no tendrán que afrontar más el pago del impuesto de plusvalía en el caso en el que vendan un inmueble a un precio superior al que lo compraron. Se trata de una de las medidas que ha adoptado el Ayuntamiento de esta localidad, entre otras cosas para “mejorar la vida” de los ciudadanos y para tratar de incentivar “la venta de viviendas cerradas”. Así lo ha explicado el alcalde, Félix Romero, al hacer pública una decisión que “deja a Cañete de las Torres como uno de los primeros lugares de España que dejan de tener este impuesto”.

El regidor ha afirmado que, tras la eliminación de este tributo municipal, Cañete de las Torres “se ha situado fuera del tablero de las posibles ilegalidades fiscales anulando un impuesto con más de 30 años de antigüedad”. Asimismo ha recordado que los ayuntamientos se han visto “obligados” a realizar una serie de modificaciones “para dar legalidad a un impuesto que podría seguir siendo inconstitucional”.

Romero ha explicado que gracias a esta decisión, “en el caso de herencia, los herederos no tendrán que pagar ese impuesto al Ayuntamiento y, en el caso de compraventa, el vendedor no tendrá que pagar ese impuesto al Ayuntamiento”. El alcalde ha hecho hincapié precisamente en la relación directa que tiene la retirada de este tributo con el mercado inmobiliario. “Podría ser buen momento para revisar, a la baja, el precio de inmuebles que están a la venta. Pensemos que el vendedor se va a ahorrar, en algunos casos, miles de euros. Podría ser buena medida repercutir esa bajada en el precio final de la vivienda. El Ayuntamiento renuncia a un ingreso con la pretensión de que el propietario gane igual pero al comprador le salga más barato”.

En términos del regidor de este municipio, “nuestro pueblo se merece viviendas con vida y nuestros jóvenes, o no tan jóvenes, se merecen que les facilitemos el acceso a su propia vivienda”. Romero ha detallado a este respecto que en los últimos meses ha comprobado cómo “personas y familias ajenas a nuestro municipio se dan la oportunidad de venir a vivir a Cañete de las Torres, convirtiéndose en nuevos residentes, y podrían ser más aún si todos agitamos el mercado inmobiliario”. Esta circunstancia, ha puntualizado, “además de frenar la pérdida de población, genera dinamismo en el sector de la construcción y aumenta el número de potenciales consumidores para nuestra hostelería y nuestro comercio, así como para el resto de actividades”.

El alcalde ha concluido que todos aquellos que se refieren a Cañete de las Torres como “un pueblo limpio y precioso, tal vez nos están diciendo que estarían encantados de vivir aquí o de invertir aquí”. Así, “vamos a ponerle, dentro de la legalidad, las cosas fáciles”.

Etiquetas
stats