La protectora Fapac lamenta que el Ayuntamiento licite el control de colonias felinas sin contar con ella

Dos gatos, en la antigua colonia del Templo Romano de la esquina de Capitulares y la calle Claudio Marcelo.

La Federación de Asociaciones Protectoras de Animales de Córdoba (Fapac), ante la apertura por el Ayuntamiento de Córdoba de “un concurso para la licitación” del 'Contrato de servicio para la implantación del método CER (Capturar-Esterilizar-Retornar) como medio de control de colonias felinas en Córdoba', ha lamentado que lo haya hecho sin tener en cuenta el proyecto que le presentó para lograr “una gestión eficiente” en este campo.

En este sentido y en un comunicado remitido a Europa Press, la presidenta de Fapac, María Dolores Alcaide, ha expresado su “disconformidad” con esta licitación, “no solo porque se haya ignorado rotundamente el planteamiento del proyecto que les presentamos con la intención de que realmente se hiciera una gestión eficiente”, sino porque tampoco “se haya tenido en cuenta el conocimiento y la experiencia de las mayores conocedoras de la gestión ética de las colonias felinas en Andalucía”.

En este sentido, ha argumentado que “cualquiera de las entidades con reconocimiento internacional en dicha materia advierte que el éxito de un programa de control de colonias no puede existir sin la colaboración protectoras y de las personas voluntarias que habitualmente cuidan de las colonias”.

Un ejemplo de las razones que motivan la disconformidad de Fapac “es que el pliego de prescripciones técnicas indica que se reubicarán la mayoría de las colonias existentes”, lo que evidencia “el desconocimiento del efecto vacío”, que conlleva que “esos lugares se repoblarán de nuevo rápidamente”, o bien tiene que ver con “el verdadero interés encubierto del Ayuntamiento, que no es otro que atender a las quejas fruto de la desinformación comunitaria, quitándose los gatos de en medio”.

“Todo esto --ha proseguido-- sin entrar a puntualizar lo que esa acción afecta al bienestar animal, poniendo en riesgo la vida de la mayoría” de los gatos “que se reubican, aun con un protocolo establecido”, considerando Fapac que “la gestión de las colonias felinas y el aprovechamiento de los recursos económicos de toda la ciudadanía no puede pasar por acciones que rayen con el maltrato animal”.

Otra razón por la que Fapac se opone a la mencionada licitación “es la pretensión de destinar el seis por ciento del presupuesto al beneficio industrial; hablamos de 220.000 euros, y que parte de la asignación que debería ir íntegramente a solucionar los problemas derivados de la tradicional mala gestión se destine a testeo FELV/FIV, desconociendo claramente las recomendaciones de expertos mundiales como la AAFP que no lo aconsejan para colonias felinas”.

Por todo ello, Fapac considera esta licitación “un gran error, ya que ninguna organización que busque el bienestar animal, ni las personas voluntarias que actualmente cuidan de forma altruista de las colonias” querría “participar poniendo en riesgo la vida de los gatos a los que tanto tiempo y recursos llevan destinando”, razón por la que en Fapac estarán “muy pendientes de la asignación de la gestión”, por si tienen que “emprender otras acciones, con la finalidad de poner fin a este despropósito”.

Esta organización protectora ya presentó al Ayuntamiento de Córdoba “un proyecto integral para la gestión ética de las colonias del municipio de Córdoba, a través de un procedimiento que evitaría que empresas con fines puramente económicos, en lugar de animalistas, se hicieran con el control de dichas colonias”.

La propuesta de Fapac “aunaba a todas las entidades de protección animal y todo el aprovechamiento de los recursos económicos, destinándolo a esterilizaciones, para evitar la superpoblación mediante convenios con clínicas veterinarias y contratos directos con el Ayuntamiento”, siendo su labor la de “coordinación y supervisión de las buenas prácticas, que redundaran en la buena convivencia con la ciudadanía”.

Debido a la pandemia por el coronavirus, se comunicó a Fapac, por parte de la empresa municipal Sadeco, “el aplazamiento de la reunión” que tenían concertada para el pasado 19 de marzo, “con el fin de tratar este proyecto”, indicándoles además que se les informaría de una nueva fecha “para cuando se recuperase la normalidad. Sin embargo, en el día de ayer, sin previo aviso y en pleno estado de alarma”, recibieron en Fapac la comunicación del inicio del citado proceso de licitación.

Etiquetas
stats