Los mayores del Alcázar Viejo defienden su centro

.
La Reforma del Régimen Local impide al Ayuntamiento mantener como hasta ahora un espacio de recreo que podría cerrar si no se encuentra una solución

La continuidad del Centro de Mayores Alcázar Viejo está en la cuerda floja. La Intervención del Ayuntamiento ha advertido al Gobierno Local que empezará a devolver las facturas generadas por la actividad de este local y su alquiler a partir del 1 de enero. La causa: la reforma de la ley de Régimen Local, que impide duplicidades de servicios entre administraciones, además e obligar a un férreo control de las cuentas. En el caso del centro del barrio de San Basilio, los costes anuales rozan los 30.000 euros anuales, incluyendo el arrendamiento y las actividades, según datos del Consistorio. Además, en el mismo distrito ya existe un centro de la Junta, aunque se encuentra a más de 800 metros del barrio.

El concejal de Asuntos Sociales, Rafael del Castillo, se reunió hace unos días con los responsables del centro para informarles de esta nueva situación a la que se ven obligados. En el encuentro, señaló a los mayores que buscarían vías para seguir subvencionando las actividades y los talleres. En cuanto al alquiler, que ronda los 1.500 euros al mes, el edil reconoce que es muy elevado en comparación con otros Centros de Mayores. Por eso, abre la posibilidad de alquilar parte del mismo y abaratar el precio o buscar otro más económico. “Pero no tenemos nada cerrado, estamos estudiando con los vecinos todas las posibilidades. Para empezar, hemos estamos trabajando con ellos para que se constituyan en Asociación”, señala Del Castillo, de cara a la facilitación de las subvenciones.

El centro del Alcázar Viejo, en San Basilio, tiene unos 25 años y ofrece un lugar de esparcimiento y actividades para más de un centenar de mayores de la zona. Su presidenta, Lola Ruiz, afirma que el cierre sería un “desastre” para los usuarios. “Si se cierra, los centros más cercanos están en la zona de Vistalegre o de la Cuesta del Bailío. Eso, para personas de 70 u 80 años son distancias enormes. Un centro como este tiene que estar en el barrio de sus vecinos”, zanja.

Ruiz sabe que la causa de los problemas es el cambio en la normativa que impide la duplicidad de centros iguales en un mismo espacio, pero en cuanto al coste económico, reprocha al Ayuntamiento que haya comprado el local en estos años. “Por esa falta de previsión tal vez ahora tengamos que pagar unas cuotas para hacer un servicio cuando ahora no es necesario”, afirma.

Mientras, esta mañana los mayores han recibido la visita de los concejales del PP en el Ayuntamiento de Córdoba María Jesús Botella y José Luis Moreno que han acudido para interesarse por la situación que están pasando los vecinos. Este hecho ha sorprendido a Del Castillo “porque el problema que están pasando estas personas se debe, precisamente, a la reforma de la ley que promovió el Gobierno del PP en España. Es paradójico”, insiste.

Etiquetas
stats