La Plataforma solicita al Ayuntamiento que tome el control de la visita nocturna a la Mezquita Catedral

Protesta de la plataforma de la Mezquita Catedral.

La Plataforma Mezquita Catedral Patrimonio de todxs ha solicitado al Ayuntamiento de Córdoba que tome el control de la visita nocturna a la Mezquita Catedral, titulada ‘El alma de Córdoba’. Tras la nulidad del acuerdo de cooperación sobre esta visita al monumento, firmado entre el Ayuntamiento de Córdoba y el Cabildo catedralicio en 2018, “y tras una demoledora resolución del Defensor del Pueblo Andaluz como respuesta a una queja de este colectivo, se requiere el cese de la arbitrariedad de un acuerdo que solo ha beneficiado a la Iglesia por encima de los intereses generales”, ha informado a través de una nota de prensa. La visita audiovisual tuvo una financiación de 1,2 millones de euros de dinero público para su estreno en 2010. Por tanto, el Cabildo mantiene un espectáculo sobre el que el Ayuntamiento ya no tiene control alguno, a pesar de haberlo financiado.

La queja de la Plataforma condujo en 2019 “a un inapelable informe de la asesoría jurídica del Consistorio desvelando graves irregularidades en la firma del convenio de continuidad del espectáculo ‘El alma de Córdoba’, realizado en agosto de 2018 entre la entonces alcaldesa, Isabel Ambrosio, y el presidente del Cabildo, Manuel Pérez Moya. Ahora, en su expediente con fecha del pasado julio, el Defensor concluye que aquel acuerdo firmado en agosto de 2018 es, como admite el propio Ayuntamiento, nulo de pleno derecho. Se firmó sin acuerdo inicial de la Junta de Gobierno Local, sin informe de la Asesoría Jurídica ni tampoco de la Intervención General de Fondos”. 

La Plataforma continúa exigiendo a los responsables municipales que expliquen por qué se firmó un nuevo acuerdo “saltándose todos los informes preceptivos, sin el mínimo respeto a la normativa vigente, carente de motivación argumentada y, lo que es peor, sin pedir cuentas al Cabildo catedralicio de los cuantiosos ingresos obtenidos durante ocho años por la explotación comercial de un espectáculo sufragado íntegramente con dinero público. La visita nocturna continúa en marcha, tras el parón que tuvo durante la pandemia, sin rendir cuentas a la Administración”. 

El colectivo patrimonialista entiende que el Ayuntamiento está obligado a aclarar las numerosas sombras que rodean el acuerdo. Entre otras, “por qué el Cabildo catedralicio acabó monopolizando la venta de entradas del espectáculo, cuyo precio asciende a 18 euros, cuando el contrato inicial adjudicaba al Consorcio de Turismo una parte de su comercialización. O también en qué ratio de pernoctaciones se justifica la necesidad de ampliar la colaboración entre ambas instituciones. O incluso por qué se suspendieron las comisiones por intermediación de la venta de entradas que los actuales administradores del Conjunto Monumental Mezquita Catedral abonaban al Ayuntamiento hasta el verano de 2018”. 

Por todo ello, la Plataforma actuará “con las herramientas administrativas y legales de que dispone, incluida la solicitud de una comisión de investigación municipal que esclarezca las innumerables irregularidades detectadas por el informe jurídico. Tal y como explica el Defensor en su resolución, que ha tenido que esperar 32 meses por la falta de respuesta del Ayuntamiento a su solicitud de información, la Plataforma lamenta la nula colaboración del Consistorio, tanto del anterior equipo de Gobierno como del actual, quienes han negado de forma sistemática la información requerida, contraviniendo sus obligaciones legales, tal como estipula la Ley de Transparencia y Buen Gobierno 19/2013”, agregan. 

El colectivo ciudadano ya solicitó por escrito el expediente del acuerdo en septiembre de 2018, un mes después de firmado, y, ante el reiterado silencio municipal, pidió amparo al Defensor del Pueblo Andaluz, que se dirigió hasta en tres ocasiones al anterior equipo de gobierno y otras tantas al equipo actual.

“Es evidente que el Ayuntamiento ha escamoteado intencionadamente la información relativa al acuerdo ante las graves anomalías que han terminado revelándose. Unas prácticas obstruccionistas del Consistorio, previsiblemente para proteger los intereses del Cabildo catedralicio. Hasta el punto de que en octubre de 2019, el Defensor se vio obligado a enviar una advertencia formal al alcalde, José María Bellido, alertando de que podría ser declarada” como administración “hostil y entorpecedora” a la labor constitucional del organismo presidido por Jesús Maeztu. 

“La nulidad del actual acuerdo arroja serias incógnitas legales sobre la seguridad jurídica del espectáculo nocturno de la Mezquita Catedral”, exponen. La Plataforma advierte que un previsible nuevo convenio “debe subsanar todas las anomalías detectadas y debe estar previamente respaldado por la Asesoría Jurídica y la Intervención Municipal, además de disponer de una memoria económica para, posteriormente, ratificarse en el pleno antes de entrar en vigor”.

Por tanto y hasta que el nuevo acuerdo se produzca, la plataforma insiste en solicitar al Ayuntamiento que frene la cesión del control económico del espectáculo al Cabildo, como ha venido sucediendo hasta ahora. Igualmente, recuerda que el futuro convenio debe contemplar un margen para eventuales alegaciones por parte de los colectivos ciudadanos.

Etiquetas
stats