Córdoba despidió 2018 como la ciudad andaluza con más mujeres en riesgo alto de ser asesinadas

Histórica manifestación feminista en Córdoba | TONI BLANCO

Colectivos feministas y de mujeres han convocado para este martes decenas de manifestaciones a lo largo de toda España para mostrar su repulsa hacia la extrema derecha en Andalucía y la propuesta de Vox de derogar la Ley Integral contra la Violencia de Género; una norma que, a juicio del partido de Santiago Abascal, prejuzga el sexo del agresor. A pesar de las afirmaciones de esta formación, cuyo argumento incide en que las denuncias falsas afectan “a millones de españoles”, lo que sí es cierto es que esas denuncias sólo representan el 0,01% de las totales y que la violencia de género sigue creciendo.

Córdoba es una muestra de ello. Según el último informe del Ministerio del Interior en relación al Sistema de Seguimiento Integral en los Casos de Violencia de Género, la ciudad se situó como la provincia andaluza con el mayor número de mujeres en riesgo alto de ser asesinadas: 14. A esta cifra también hay que añadir el único caso de una mujer que pasó a ser catalogada como de riesgo extremo. Así, de los 8.502 casos que se produjeron en 2018, a 31 de diciembre, 7.548 estaban inactivos y 954, activos. Estos últimos se dividieron en No apreciado (218), Bajo (523), Medio (198), Alto (14) y Extremo (1).

En cifras generales, y en comparación al año 2017, Córdoba experimentó durante el pasado año un aumento del 22% de las víctimas de violencia de género, que pasaron de 6.396 a 7.807. Este incremento ha sido el más significativo durante los últimos cinco años, durante los cuales se ha ido produciendo una subida de entre el 6% y el 16%. El único año en el que el número de víctimas descendió fue en 2017, con 6.396, tras las 6.580 en 2016.

La catalogación de cada riesgo se produce de forma automática a través del Sistema Viogén y tras la finalización de las diligencias del atestado. Este nivel de riesgo puede ser modificado por los agentes si consideran que resulta necesario para una mejor protección a las víctimas.

Cada uno de estos niveles de riesgo lleva aparejadas medidas policiales para gestionar la protección y la seguridad de las víctimas, que van desde el contacto telefónico esporádico con la mujer (nivel bajo) hasta su vigilancia permanente y el control intensivo de los movimientos del agresor (nivel extremo).

Aumento del número de hombres controlados por dispositivos telemáticos

Los hombres encausados por violencia de género y que están vigilados por dispositivos telemáticos de control para evitar que vuelvan a agredir a sus víctimas han aumentado un 84% en el último año en la provincia de Córdoba.

Así lo pusieron de manifiesto los datos del último Boletín Estadístico Mensual de la Delegación de Gobierno para la Violencia de Género, correspondiente al pasado mes de noviembre. En ese sentido, estos datos señalaron que en la provincia de Córdoba, a finales de ese mes existían 24 personas con estos dispositivos telemáticos, mientras que un año antes, en noviembre de 2017, eran 13, lo que supone una variación anual del 84%.

En el último mes registrado se instalaron cinco dispositivos de control telemático a otros tantos hombres. El control de los condenados por violencia de género para que no vuelvan a actuar es uno de los sistemas establecidos por los órganos judiciales, que establecen estos métodos que conlleva la “obligación de estar localizable mediante aparatos electrónicos”.

Etiquetas
stats