Colectivos feministas protestan por la retirada del cuadro atacado: “Es una rendición”

Protesta feminista por el ataque al cuadro de 'Maculadas sin remedio' | TONI BLANCO

Varias decenas de mujeres integrantes de colectivos feministas han protagonizado este jueves una protesta a las puertas de la Diputación Provincial -edificio en el que se expone la muestra Maculadas sin remedio y donde fue atacada la obra Con flores a María-, para pedir que se vuelva a reponer la obra porque consideran que no hacerlo “es una rendición”.

Las mujeres que se han manifestado han pedido que el cuadro atacado –que fue rajado completamente después de que varios partidos políticos como el PP y Vox denunciaran la muestra por “ofensa al sentimiento religioso”- vuelva a ser expuesto tal y como ha pedido la autora, Charo Corrales, al considerar que retirarlo tras el ataque supone silenciar el acto vandálico.

Asimismo, cada una de las mujeres presentes ha registrado en la Diputación un escrito formal en el que se solicita un informe sobre las medidas de seguridad con que contaba la exposición, así como un informe sobre si la obra se reintegrará conforme a la voluntad de la autora y si la Diputación va a pronunciarse sobre la legitimidad del uso del espacio público por parte de las artistas de la exposición, así como “del respeto debido a los sentimientos de toda la ciudadanía, para no generar la sensación de ciudadanía de primera y ciudadanía de segunda”.

En la protesta han estado presentes tanto la delegada de Igualdad de la Diputación, Ana María Guijarro, como la delegada de Cultura, Marisa Ruz, de quien depende la exposición Maculadas sin remedio.

“Agresión frontal contra el feminismo”

Las mujeres y colectivos que se han reunido a las puertas de la Diputación han leído un manifiesto bajo el lema Yo soy maculada, en el que condenan el ataque violento sufrido por el cuadro, por ser “una agresión frontal contra el pensamiento feminista, contra las mujeres y contra la lucha que mantienen por su propia libertad”.

Asimismo, exigen a la presidencia de la Diputación que mantenga la exposición y “haga una defensa positiva y sin titubeos de su legitimidad”, además de garantizar la seguridad tanto de la exposición como para las artistas participantes y las mujeres que las respaldan, “pues están sufriendo amenazas, insultos y actitudes intimidatorias”.

Piden, de igual a forma, “a todas las fuerzas políticas conservadoras que cesen los discursos de odio al movimiento feminista, porque siempre hay alguien dispuesto a llevarlo hasta sus últimas consecuencias”.

Etiquetas
stats