En busca del retorno del talento de cordobeses emigrados

Presentación del proyecto Volvemos a Córdoba | RAFA MELLADO

Luz Marina volverá a Córdoba en diciembre. Ella emigró desde Córdoba hace ya ocho años a Berlín, en busca de una oportunidad de empleo que aquí no tuvo. Antonio está en Colonia desde hace cuatro años trabajando, pero ahora también se plantea volver a casa. Con idiomas, conocimientos y experiencia internacional, son dos de las personas que emigraron de la ciudad y quieren volver, valiéndose del proyecto Volvemos a Córdoba, que conecta a los jóvenes emigrados con las empresas cordobesas dispuestas a invertir en el retorno del talento y la valía de estos profesionales.

Se trata de retornar a la ciudad el capital humano y profesional que ha perdido años atrás, recuperar la inversión realizada en su formación y darles una oportunidad para que puedan desarrollarse en su ciudad y, a la vez, su ciudad se valga de ellos. Ese es el objetivo del proyecto Volvemos a Córdoba, financiado por el Instituto Municipal de Desarrollo Económico y Empleo de Córdoba (Imdeec), que acaba de terminar su primera fase.

Esta iniciativa, desarrollada desde el mes de julio hasta finales de octubre por la Asociación Unreported, ha servido para conectar a cordobeses emigrados que han manifestado su voluntad de volver a su ciudad con empresas locales que apuestan por invertir en ese talento y pueden abrirles las puertas de un empleo aquí. Ha consistido, en definitiva, en implementar una serie de acciones a nivel local que fomenten el retorno del talento a Córdoba, con una estrategia que ha implicado a los agentes fundamentales para hacerlo posible: administración (Imdeec), empresas locales y profesionales emigrados.

Así, se ha creado una comunidad de cordobeses que, a través de la plataforma digital volvemos.org han manifestado su deseo de volver a su ciudad. ¿Cuál es su perfil? Pues se trata de unos 160 jóvenes emigrados, que tienen una media de edad de 32 años, llevan entre 4 y 5 años fuera de Córdoba y han emigrado, sobre todo, a países como Reino Unido 33,1%, Alemania 12,8% y Bélgica 5,4%. La radiografía de esta comunidad de emigrantes cordobeses señala también que trabajan principalmente en sectores como la ingeniería (16,2%), la sanidad, psicología o trabajo social (14,8%) y la educación (13,5%).

"Son personas que han conocido otras culturas, dominan idiomas y han aprendido metodologías de trabajo más modernas. En su experiencia migratoria han superado barreras y desarrollado valores como la valentía, la paciencia, la madurez, la sociabilidad o la determinación. Ahora quieren volver a Córdoba, donde necesitan su talento para dinamizar la economía y cambiar cosas, y les esperan sus familias y amistades, que desean tenerlos cerca", señalan los promotores de esta iniciativa, presentada este jueves en el Ayuntamiento.

En el otro lado de esta cadena están las empresas cordobesas. Una veintena de ellas se han integrado en esta iniciativa para recuperar el talento que emigró y ofrecer los puestos vacantes que puedan surgir en cada una de las firmas. Estas empresas componen el mapa de posibles destinos de retorno de los jóvenes emigrados que, a través de la web del proyecto, van conociendo las ofertas de trabajo que se producen para perfiles como los suyos.

Y, además, los 160 jóvenes que desean volver a Córdoba han recibido, dentro de este proyecto, una serie de sesiones informativas y de coaching a modo de asesoramiento laboral, para orientarles en su idea de volver a casa, haciendo un plan personalizado de retorno para poner en valor sus habilidades y conocimientos adquiridos, además de ofrecerles consejos útiles para la búsqueda de empleo y mejora de su currículum.

Etiquetas
Publicado el
2 de noviembre de 2017 - 14:13 h
stats