El Ayuntamiento encarga un plan para mitigar el cambio climático en la ciudad

Sequía producida por el cambio climático.

El Ayuntamiento de Córdoba, a través de su Delegación de Medio Ambiente, ha sacado a concurso la redacción de un plan para mitigar los efectos del cambio climático en la ciudad. El documento, que tendría un coste base de 17.500 euros, establecería una hoja de ruta sobre qué es lo que hay que hacer en la ciudad para que sus vecinos no se achicharren con unos veranos cada vez más calurosos, uno de los principales efectos del cambio climático en Córdoba.

El documento de diagnóstico sale a concurso público después de que la Delegación de Medio Ambiente admita que carece de personal para elaborarlo. Además, se trata de un acuerdo del Pleno alcanzado a finales del año 2015. Entonces, PSOE, IU, Ganemos Córdoba, Ciudadanos y UCOR firmaron el denominado Pacto por el Clima. Se trataba de una hoja de ruta a nivel local para empezar a trabajar desde el consistorio con medidas para ayudar a frenar el cambio climático.

El Pacto por el Clima de Córdoba se centraba en acciones a corto y medio plazo para mejorar las condiciones medioambientales de la ciudad. El documento –al que también se adhirieron en su día otras formaciones políticas y ecologistas como Equo, la Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz (ASPA), el PCE y Ecologistas en Acción- incluye una veintena de medidas para poner en marcha desde el Ayuntamiento. Entre ellas, la elaboración de un diagnóstico sobre la situación medioambiental del municipio para realizar planes de reducción de emisiones, un diseño urbanístico acompañado con más arboleda, reducir el uso de vehículos municipales, el consumo de energías renovables, así como acciones de sensibilización y formación.

De momento, el diagnóstico está pendiente. La intención del Ayuntamiento es que entre este mes de enero y el de febrero se pueda adjudicar el trabajo. El equipo que se haga cargo del estudio tendrá, como máximo, hasta finales del mes de agosto para elaborar el documento de diagnóstico, en el que ya se propondrán medidas concretas para mitigar los efectos del cambio climático en la ciudad.

Una vez que el diagnóstico esté elaborado, comenzará el trabajo municipal (a este equipo de gobierno le quedará menos de un año para llevarlo a cabo). Así, “las delegaciones y los servicios municipales del Ayuntamiento identificados como agentes cuyas funciones inciden sobre las áreas de gestión o sectores de actividad clave serán convocados a reuniones informativas en relación a los resultados del Diagnóstico y planteamiento de elaboración del Plan; posteriormente se responsabilizarán de la implantación y seguimiento de medidas y acciones del Plan de Adaptación”, señala el pliego de contratación.

Además, el documento se negociará con la sociedad a través de sus órganos de participación ciudadana, “especialmente a partir del Consejo Municipal de Medio Ambiente y su grupo de trabajo de Calidad Ambiental”, señala el pliego. “El consenso con los agentes interesados externos al Ayuntamiento acerca del Plan de Adaptación, se construirá a través de grupos de trabajos específicos, coordinados por la Delegación municipal de Medio Ambiente y con participación de los servicios municipales implicados”, concluye. Este trabajo dará lugar a un documento consensuado que habrá que poner en práctica lo antes posible.

Etiquetas
stats