Fátima dictará sentencia una vez más

Plantilla del Cajasur CBM en un partido en Fátima | JUAN HUERTAS

Un inicio complicado, pero solventado con éxito. El nuevo formato configurado en la mayoría de las disciplinas más modestas te obliga a no fallar y encarar las jornadas con la máxima intensidad posible debido a un calendario más corto que en temporadas anteriores. Por ello, y tras una pasada campaña donde las sensaciones no fueron del todo buenas, el Cajasur CBM debía iniciar el tramo liguero ganando y convenciendo tal y como ha hecho. Los chicos dirigidos por Jesús Escribano no conocen la derrota en los cuatro primeros encuentros del Grupo B dentro de la División de Honor Plata e incluso han doblegado al Alarcos Ciudad Real y empatado ante el Torrelavega en sus propios pabellones, dos de las citas más complicadas de la competición regular. Sin embargo, Fátima acogerá toda una final -en relación a su posición actual- ya que los granates recibirán al Alcobendas, actual tercer clasificado pero con un partido menos en su haber.

El CBM ha comenzado una nueva participación en la segunda división del balonmano nacional de la mejor manera posible. Los chicos de Jesús Escribano debutaron nuevamente en la categoría en un escenario de lujo como es el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre ante el Trops Málaga. El conjunto malagueño le puso las cosas muy complicadas a los cordobeses, pero el arreón final de los granates hicieron que la victoria se quedara en casa (21-19). Más tarde, la entidad cajista debía viajar a una de las canchas más difíciles del campeonato para enfrentarse al Alarcos Ciudad Real y saltó la sorpresa. El CBM mantuvo su intensidad durante todo el encuentro y doblegó a uno de los aspirantes a subir a la Liga Sacyr Asobal (23-24). Esta línea ascendente la aprovechó el plantel dirigido por Jesús Escribano para conseguir una victoria ante el Amenábar Zarautz (24-20) y un empate agónico en tierras cántabras frente al Torrelavega (28-28)

Por su parte, el Alcobendas comparte el mismo registro que el CBM. La escuadra madrileña, a pesar de no haber disputado su tercera jornada ante el Zamora Rutas del Vino por positivos en el club rival, sigue manteniendo su condición de invicto. De hecho, debutaron en División de Honor Plata ganando al Trapagaran (19-25) y después recibieron al Iberoquinoa Antequera. El plantel malagueño no pudo ante el poderío ofensivo de los locales y acabaron sucumbiendo en el Pabellón de los Sueños (30-28). Después de la suspensión del encuentro en Zamora, el Alcobendas recibió a uno de los equipos más modestos de la competición. El Madrid Boadilla sorprendió a sus paisanos y lograron empatar en una pista muy complicada (26-26).

En la actualidad, ambos equipos afrontan esta jornada como una final si ambos quieren estar en la zona alta de la tabla y solo es 20 de octubre, pero el nuevo formato ha obligado a los clubes a mantener la concentración durante todos los encuentros. Asimismo, Jesús Escribano tendrá a su disposición, al fin, a todos los fichajes realizados durante este mercado veraniego ya que el internacional chileno, Vicente González, ha realizado sus primeros entrenamientos con el resto de sus compañeros después de solucionar todos sus trámites burocráticos. Por ello, este partido tiene un aliciente añadido que el CBM deberá gestionar de la mejor manera para seguir en su línea ascendente.

Etiquetas
stats