La Junta intensifica su campaña de control de la seguridad de juguetes de cara a la Navidad

Estantería de juguetes

Con la mirada puesta en la recta final del año, cuando se produce la compra masiva de juguetes con motivo de la Navidad y de los Reyes Magos, la Junta de Andalucía, a través del Plan de Inspección de Consumo de la Junta de Andalucía, intensifica su campaña de control del etiquetado y de la seguridad de juguetes.

Dicha campaña, que se desarrolla desde verano y se prolongará hasta el próximo 10 de diciembre, afecta a toda la comunidad autónoma y la realizan los Servicios de Consumo de las ocho Delegaciones Territoriales de Salud y Consumo. 

Consumo somete a inspección alrededor de 430 juguetes y ya ha llevado a cabo la toma de 66 muestras para su ensayo en laboratorio, a fin de verificar el cumplimiento de la normativa de seguridad. Si se detectan productos inseguros, se incluyen en la Red de Alertas de productos de consumo y se procede a su retirada del mercado.

En estos controles, el personal inspector comprobará diferentes aspectos como la existencia del marcado CE, e incidirá en las advertencias a las personas consumidoras, en especial para aquellos productos que, por sus características, requieren de un especial cuidado. Por ejemplo, que señalen que el juguete “No conviene para niños menores de 36 meses” o “No conviene para niños y niñas menores de 3 años”; que estén colocadas de forma visible y legible; que indiquen que sólo se utilice el juguete “bajo la vigilancia directa de una persona adulta”.

El director general de Consumo, José Agustín González, ha remarcado la importancia de todas las campañas de control que realiza Consumo, “máxime cuando hablamos de productos, como los juguetes, que van dirigidos a la población más joven”. Por ello, ha destacado González, “es necesario que sean campañas periódicas en nuestro Plan de Inspección de Consumo, con el objetivo de garantizar que estos productos cumplen todas las medidas de seguridad que exige la normativa”.

José Agustín González ha recordado que en la pasada campaña de 2021 “se realizaron a nivel andaluz 544 actuaciones inspectoras, que se saldaron con 127 actas positivas (el 23,3% del total), es decir, que presentaban algún incumplimiento”.

PEGI en los videojuegos

El director general de Consumo también ha incidido sobre otros productos que también son muy solicitados por los niños como regalos de Navidad, los videojuegos, y ha recordado que los padres, madres y personas tutoras deben orientarse por el sistema de clasificación PEGI a la hora de adquirir juegos destinados a la población infantil. 

El sistema Europeo de Información de los Juegos es un etiquetado específico para los videojuegos que permite identificar con facilidad la edad recomendada para su uso, además del contenido sensible (violencia, sexo, drogas, lenguaje soez, etcétera). De esta manera, existen hasta cinco indicadores para y tres colores en la información que se proporciona: PEGI 3 y PEGI 7 (verdes); PEGI 12 y PEGI 16 (naranjas); y PEGI 18 (rojo).

Como información complementaria, en el embalaje o ficha descriptiva del videojuego también se incorporan los descriptores de contenido, que son pictogramas que ofrecen una descripción más precisa de los contenidos, a saber: Violencia (dibujo de puño), Lenguaje soez (insulto), Miedo (araña), Juego (dados), Sexo (símbolos femenino y masculino entrelazados), Drogas (jeringuilla), Discriminación (dos figuras blancas y una central negra), y una última, que indica que el juego ‘Incluye compras’ (posibilidad de comprar bienes o servicios digitales con dinero real).

Las personas consumidoras y usuarias pueden encontrar la información detallada sobre el etiquetado y clasificación de videojuegos en la web de Consumo Responde.

Etiquetas
stats