Culminada la renovación en la Estación de Autobuses tras una inversión de 700.000 euros

Carazo y otras autoridades en la Estación de Autobuses de Córdoba

La consejera de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda de la Junta de Andalucía, Marifrán Carazo, ha visitado este lunes la Estación de Autobuses de Córdoba, tras la culminación de la renovación de sus instalaciones, que ha supuesto una inversión de más de 700.000 euros.

Durante la visita, Carazo ha destacado “el buen resultado de este plan renove”, que engloba una batería de actuaciones que van desde la reparación de calzadas, dársenas y cubiertas, el arreglo de filtraciones o la mejora de los accesos a estación y parking.

Además, ha anunciado que se dará continuidad a las mejoras de estas instalaciones en 2023 con un proyecto de mejora de la accesibilidad y eficiencia energética, en que se incluye la instalación de placas fotovoltaicas para abastecer a la estación.

Estas reformas, según ha señalado, “nos ayudarán a mejorar las prestaciones y modernizar un edificio que no es sólo uno de los centros neurálgicos de la movilidad en Córdoba, sino también una joya patrimonial que obtuvo el Premio Nacional de Arquitectura en 1999”.

Carazo ha agradecido el trabajo desarrollado por la empresa concesionaria, Alsa, “que va en sintonía con la apuesta del Gobierno andaluz con la continua mejora de sus instalaciones y la construcción de nuevos intercambiadores”, que en los presupuestos de 2023 de la Junta de Andalucía recogen partidas por más de 20 millones de euros.

Con esta actuación se han resuelto los problemas de filtraciones de aguas pluviales en la planta sótano del edificio mediante la impermeabilización de la cubierta. Se ha optado por un sistema a base de poliurea en caliente, con protección de una resina alifática impregnada de arena de sílice con propiedades de antiresbaladicidad. Este proceso permite actuar sin desmontar la capa de protección de hormigón, lo que supone un ahorro en la generación de los residuos.

Por otro lado, el firme de las calzadas, dársenas y andenes tenían zonas que estaban fracturadas y bacheadas, así como bordillos desprendidos y, en algunos casos, rotos. Las obras han supuesto su reparación y reposición. Los firmes se han armado con barras de acero para mejorar su capacidad mecánica a los esfuerzos a los que se ven sometidos.

Junto a ello, en el encintado nuevo de los bordillos se le han practicado juntas de retracción con los firmes que impidan su basculación y rotura. En esta intervención se han adecuado los elementos constructivos al nuevo sistema de impermeabilización.

Además, se ha renovado la iluminación de las calzadas y los andenes de la estación, y el sistema de comunicación que regula el acceso de los autobuses. Con todas estas obras se mejora el funcionamiento del edificio. También se han mejorado los accesos a la estación, con la sustitución de las puertas del hall por puertas automáticas de apertura y cierre mecanizado que reduce el consumo energético.

De igual forma, se han cerrado los accesos a las escaleras del sótano con vallas para evitar accidentes de los viandantes, y se han reparado las puertas de acceso de los autobuses mejorando su sistema de cierre.

Por último, se han reparado y actualizado los equipos de climatización de la estación, adecuándolos a la normativa vigente, con lo que se mejora la eficiencia energética del edificio y se reduce la emisión de gases a la atmósfera.

Eficiencia energética

La consejera ha aprovechado su visita a la estación para anunciar el próximo inicio de los trabajos de redacción de un proyecto de mejora de la eficiencia energética y la accesibilidad de la estación de autobuses de Córdoba. La actuación, que contará con un presupuesto que ronda los 500.000 euros, se ejecutará a lo largo del próximo año, con medidas como la instalación de placas fotovoltaicas, el cambio de luminarias por otras más eficientes y obras de mejora de la accesibilidad.

Marifrán Carazo ha indicado que se trata de “un objetivo ambicioso, que nos ayudará en esa Revolución Verde que está llevando a cabo el Gobierno andaluz en todas sus infraestructuras y que, en este caso, supondrá una mejora no sólo en el entorno, sino también en consumo de energía”. Además, ha asegurado que se actuará “con todas las cautelas”, ya no solo por actuar en unas instalaciones en uso, sino por tratarse de un edificio premiado y reconocido internacionalmente por su diseño“.

Junto a la consejera han estado presentes el alcalde de Córdoba, José María Bellido; el delegado del Gobierno de la Junta en la provincia, Adolfo Molina; el director general de Movilidad y Transportes, Felipe Arias; la delegada territorial de Fomento, Cristina Casanueva, y el director de la empresa Alsa, concesionaria de la estación, Valeriano Díaz.

La Estación de Autobuses de Córdoba es obra del arquitecto César Portela y fue inaugurada el 16 de octubre de 1998. La estación en su conjunto es un recinto cerrado por un muro que ejerce de límite contextual, que delimita y cierra un espacio, y marca una drástica diferencia entre el exterior y el interior, recreando su propio mundo. En el interior del muro se ubica el edificio de la estación, de geometría rectangular, dos plantas sobre rasante y sótano, al igual que las dársenas para autobuses y ubicadas en planta baja de forma radial en torno a un patio ajardinado de geometría circular.

En planta sótano se ubica el aparcamiento, donde se encuentran restos arqueológicos de una casa mozárabe, la unión de dos acueductos o una mezquita con sillares romanos, hallados durante las excavaciones e incorporados a la arquitectura del conjunto.

Etiquetas
stats