La química de la UCO Elisa Rojas, premiada como coautora a la mejor patente

La química Elisa Rojas Prats, técnica contratada por la Universidad de Córdoba (UCO) en el Servicio Central de Apoyo a la Investigación (SCAI), ha recibido el premio a la mejor invención protegida otorgado por la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) en su Primera Edición del Premio a la Mejor Invención Protegida por Propiedad Industrial.

Tal y como ha indicado la institución universitaria en una nota, la patente por la que ha sido distinguida como coatura, podría aplicarse al tratamiento de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). El acto en el que se ha anunciado el ganador tuvo lugar en los jardines de la Escuela de Organización Industrial (EOI) en Madrid, y estado presidido por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, María Reyes Maroto.

Doctora en Química Orgánica por la Universidad Autónoma de Madrid, Elisa Rojas ha desarrollado gran parte de su labor investigadora en el Grupo de Química Médica y Biológica Traslacional del Centro de Investigaciones Biológicas-Margarita Salas (CIB) del CSIC bajo la supervisión de la química Ana Martínez y es coautora de la patente premiada.

Esta patente, titulada 'Derivados de inhibidores de CDC7 y su uso para el tratamiento de patologías neurológicas', se centra en el desarrollo de una familia de compuestos derivados de purina capaces de inhibir la actividad de la quinasa CDC7. CDC7 es una quinasa involucrada en numerosos trastornos neurológicos, como la ELA o la Demencia Frontotemporal, ya que fosforila de manera patológica TDP-43, una proteína nuclear crítica para la supervivencia de las células nerviosas, provocando su aglomeración en el cerebro de estos pacientes.

En concreto, Rojas ha sido la encargada de diseñar y sintetizar los compuestos recogidos en la patente con potencial farmacológico para el tratamiento de la ELA.

Para ella, este premio es una “buena forma de dar visibilidad a esta enfermedad y concienciar las administraciones y a la sociedad, en general, de la importancia de invertir en su investigación para poder encontrar un tratamiento eficaz”. También espera que “esta patente sea licenciada por alguna compañía farmacéutica para que pueda continuar con su desarrollo y, finalmente, llegar a los pacientes”.

Actualmente, Rojas trabaja como técnico de apoyo a la investigación en la Unidad de Espectroscopía NIR/MIR del Servicio Central de Apoyo a la Investigación de la UCO, dando soporte a los diferentes grupos de investigación de la universidad.

La química Elisa Rojas Prats, técnica contratada por la Universidad de Córdoba (UCO) en el Servicio Central de Apoyo a la Investigación (SCAI), ha recibido el premio a la mejor invención protegida otorgado por la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) en su Primera Edición del Premio a la Mejor Invención Protegida por Propiedad Industrial.

Tal y como ha indicado la institución universitaria en una nota, la patente por la que ha sido distinguida como coatura, podría aplicarse al tratamiento de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). El acto en el que se ha anunciado el ganador tuvo lugar en los jardines de la Escuela de Organización Industrial (EOI) en Madrid, y estado presidido por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, María Reyes Maroto.

Doctora en Química Orgánica por la Universidad Autónoma de Madrid, Elisa Rojas ha desarrollado gran parte de su labor investigadora en el Grupo de Química Médica y Biológica Traslacional del Centro de Investigaciones Biológicas-Margarita Salas (CIB) del CSIC bajo la supervisión de la química Ana Martínez y es coautora de la patente premiada.

Esta patente, titulada 'Derivados de inhibidores de CDC7 y su uso para el tratamiento de patologías neurológicas', se centra en el desarrollo de una familia de compuestos derivados de purina capaces de inhibir la actividad de la quinasa CDC7. CDC7 es una quinasa involucrada en numerosos trastornos neurológicos, como la ELA o la Demencia Frontotemporal, ya que fosforila de manera patológica TDP-43, una proteína nuclear crítica para la supervivencia de las células nerviosas, provocando su aglomeración en el cerebro de estos pacientes.

En concreto, Rojas ha sido la encargada de diseñar y sintetizar los compuestos recogidos en la patente con potencial farmacológico para el tratamiento de la ELA.

Para ella, este premio es una “buena forma de dar visibilidad a esta enfermedad y concienciar las administraciones y a la sociedad, en general, de la importancia de invertir en su investigación para poder encontrar un tratamiento eficaz”. También espera que “esta patente sea licenciada por alguna compañía farmacéutica para que pueda continuar con su desarrollo y, finalmente, llegar a los pacientes”.

Actualmente, Rojas trabaja como técnico de apoyo a la investigación en la Unidad de Espectroscopía NIR/MIR del Servicio Central de Apoyo a la Investigación de la UCO, dando soporte a los diferentes grupos de investigación de la universidad.

La química Elisa Rojas Prats, técnica contratada por la Universidad de Córdoba (UCO) en el Servicio Central de Apoyo a la Investigación (SCAI), ha recibido el premio a la mejor invención protegida otorgado por la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) en su Primera Edición del Premio a la Mejor Invención Protegida por Propiedad Industrial.

Tal y como ha indicado la institución universitaria en una nota, la patente por la que ha sido distinguida como coatura, podría aplicarse al tratamiento de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). El acto en el que se ha anunciado el ganador tuvo lugar en los jardines de la Escuela de Organización Industrial (EOI) en Madrid, y estado presidido por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, María Reyes Maroto.