El PSOE señala que la “incapacidad” y la “presunta corrupción” marcan la gestión de Bellido en el Ayuntamiento

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Córdoba, José Antonio Romero

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Córdoba, José Antonio Romero, ha afirmado este jueves que el balance de la gestión del alcalde de Córdoba, José María Bellido (PP), al frente del Ayuntamiento está “marcado por la incapacidad para mantener en buenas condiciones la ciudad, las escasas inversiones, las promesas incumplidas y un caso de presunta corrupción en los juzgados”.

En este sentido y en rueda de prensa, Romero ha empezado lamentando “la baja ejecución del presupuesto”, ya que “es la herramienta más importante de la que dispone un alcalde para mejorar la vida de los ciudadanos y en Córdoba es la peor de la historia democrática”, pues, a fecha del pasado 31 de octubre “es de un 44 por ciento, casi dos puntos menos que en 2021”.

De hecho, “el porcentaje ha ido a peor, al igual que el período medio de pago” a proveedores, hasta el punto de que, “desde que gobierna el PP no se cumple el pago a 30 días como máximo que exige la Ley”, lo que afecta a “empresarios y autónomos que trabajan para el Ayuntamiento y que no pueden seguir invirtiendo o contratar a más trabajadores, por estos retrasos”.

Pero es que, además, “hay 182 millones de euros sin gastar en la tesorería del Ayuntamiento”, es decir, “mientras los cordobeses pagan sus impuestos en tiempo y forma, el alcalde es incapaz de gestionar ese dinero, y en vez de invertirlo en impulsar el desarrollo económico y en mantener la ciudad en buenas condiciones, lo tiene en el banco. Ni siquiera es capaz de gestionar a tiempo las subvenciones que llegan de otras instituciones, como la de la Agenda Urbana, los Fondos Nex Generation o los Edusi”.

Por otro lado, para el PSOE, “en el Pleno de ayer quedó demostrado, de nuevo, que el alcalde y el PP gobiernan para los que más tienen”, pues “aprobaron unas ordenanzas fiscales en las que no bajan prácticamente nada a la clase media trabajadora, pero sí a los propietarios de tierras, a los terratenientes, a los que más tienen”.

Proyectos olvidados o retrasados

Al hacer balance, Romero ha hablado también de todos los proyectos que, “o se retrasan o nunca ven la luz”, y entre ellos ha citado la apertura de la puerta barroca del Alcázar, la Ciudad de los Niños y las Niñas, el Centro de Emergencia Habitacional, que “viene del mandato anterior”, el Estadio de San Eulogio, el puente de Alcolea o la avenida de Trassierra.

Entre las promesas “que nunca cumplen están la Ronda del Marrubial, cuya primera fase se hizo en el anterior mandato, el Convento Regina, la Ciudad de Levante, el Bono 10 para comerciantes y clientes, que por fin han reconocido que no lo pondrán en marcha; el borde Sur de Poniente; las exhumaciones de los cementerios de San Rafael y La Salud, pues el dinero está pero el Ayuntamiento no ejecuta; la mejora del recinto ferial, los aparcamientos de la Puerta de Córdoba, Colón o Lepanto, y el Enrique Puga, y muchos de ellos son incumplimientos de su propio programa electoral”.

“Dejadez y ausencia de gestión, igualmente, en la participación ciudadana, con centros cívicos cerrados, abandonados y sin personal, o en la administración electrónica, en la que se acumulan los retrasos para empadronarse o para cobrar los impuestos”, según ha lamentado Romero.

En cuanto a las barriadas periféricas, “si todo el núcleo urbano está abandonado, la situación de estas barriadas es mucho peor. No se ha invertido nada en cuatro años. La ciudad está más sucia que nunca. Se puede comprobar día a día en cualquier calle o plaza. No hay mantenimiento para los acerados, para las malas hierbas, en los colegios, que se inundan, en las instalaciones deportivas, o en el casco histórico”.

“Corrupción política”

En lo que respecta a las obras importantes que dependen del Gobierno andaluz del PP, Romero ha señalado que “tenemos un alcalde totalmente arrodillado al PP, a su compañero Junama Moreno, al que no reivindica nada y, para rematar, estamos siendo testigos del caso más importante de presunta corrupción en Córdoba”.

Ha querido resaltar que se trata de un caso político y no técnico “como pretende hacer creer el alcalde”, ya que “son dos políticos, un concejal y una coordinadora general, los que están siendo investigados por la Justicia”, lo que hace que los socialistas sientan “vergüenza ajena, porque Córdoba aparezca en los medios por este asunto y no por ser una de las ciudades más bonitas, donde mejor se come o donde se acumulan más patrimonios de la humanidad”.

“Ahora --ha concluido-- vuelve Bellido a hacer campaña, acumulando fotos en los mismos lugares en los que hace cuatro años prometió que haría algo, pero no creo que pueda engañar a la ciudadanía otra vez, pues los cordobeses saben que la ciudad no ha mejorado en nada desde que gobierna el PP, con Bellido a la cabeza”.

Etiquetas
stats