La Junta defiende “una doble garantía” de agua con la conexión Sierra Boyera-Puente Nuevo

El delegado del Gobierno andaluz en Córdoba, Adolfo Molina, en su despacho.

Europa Press


0

El delegado del Gobierno andaluz en Córdoba, Adolfo Molina, ha defendido la necesidad de dar “una doble garantía” al Norte de la provincia, en cuanto a asegurar el suministro de agua potable a las comarcas de Los Pedroches y el Guadiato, no ya solo a través de la prevista conexión entre los embalses de La Colada y Sierra Boyera, que de forma “definitiva” completará la Junta de Andalucía a partir de 2023, sino también mediante la conexión entre los embalses de Sierra Boyera y Puente Nuevo, que entiende Molina que debe ejecutar el Gobierno central, pero con el apoyo financiero que ya le ofrece la Junta.

En este sentido y en una entrevista concedida a Europa Press, Molina ha recordado que “ahora mismo hay una actuación provisional para resolver un problema acuciante” con el suministro de agua al Norte de la provincia, y que implica la conexión de emergencia entre La Colada y Sierra Boyera, que ejecuta la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) por 4,1 millones de euros, mientras que la Junta ha ofrecido “toda la colaboración que haga falta” y, a la vez ha “seguido trabajando con un proyecto” que dé “solución definitiva al problema”.

Se da la circunstancia, según ha recordado Molina, que “ese proyecto ya está redactado” y lo que ahora resta es licitar su ejecución, “para que esa obra pueda empezar cuanto antes, con un presupuesto de 11,3 millones de euros, y con plazo de ejecución de un año y tres meses”, para completar la obra definitiva de conexión entre La Colada y Sierra Boyera, y así “asegurar el agua para 80.000 habitantes de la de la zona Norte de la de la provincia de Córdoba”.

Este proyecto no se completó por los anteriores gobiernos socialistas de la Junta y quedó paralizado, y por eso, según ha señalado Molina, “cuando Juanma Moreno llegó al Gobierno andaluz, rescató el proyecto y se puso a trabajar”, para hacerlo realidad, “y en ello estamos, para que esa solución sea definitiva”.

Pero, paralelamente, desde la Junta se lanza al Gobierno de España “otra propuesta”, la que de que lleve a cabo la conexión entre Sierra Boyera y Puente Nuevo, un proyecto “que ha llegado a estar en los planes del Gobierno” central “y así lo llegamos a ver en su día de la Confederación” Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), y lo que ofrece la Junta “es cofinanciar ese proyecto, para que los ciudadanos del Norte tengan una doble garantía”.

De esta forma, según ha argumentado, “si tenemos la red secundaria desde La Colada hasta Sierra Boyera, y si tenemos esa conducción también de Sierra Boyera a Puente Nuevo, pues tendríamos asegurado el suministro de agua”, no ya solo “para la ganadería”, que “es la industria principal de la zona, sino para el consumo humano”.

Por ello, según ha resaltado, “las infraestructuras hidráulicas las debemos hacer con esa previsión del medio y largo plazo”, para que “cuando vengan años tan malos de sequía como los que estamos viviendo ahora, pues no tengamos que estar mirando al cielo”, esperando a la lluvia, “sino que tengamos asegurado el suministro de algo tan vital como el agua”.

Presupuestos agrarios

Por otro lado y en cuanto a la repercusión en la provincia de Córdoba que tendrá el presupuesto de la Junta para 2023, que implica una “inversión récord provincializada de 380 millones de euros” y que “duplica la inversión por habitante del Estado” en Córdoba, Molina ha explicado que se ha tenido en cuenta que “en esta provincia vivimos del sector primario”, lo que ha implicado que buena parte de la inversión, en este caso 116 millones, se dedique a agricultura, ganadería y agua.

En este sentido, el delegado del Gobierno andaluz en Córdoba ha indicado que en la provincia “la gran mayoría” de la población vive “del sector primario, siendo de ”una importancia capital, tanto la agricultura, como la ganadería“, y no se puede olvidar que ambas actividades están ”muy unidas al agua“, y por eso ”un tercera parte“ de la inversión provincializada de la Junta en Córdoba, ”116 millones de euros, vienen para agricultura, ganadería e infraestructuras hidráulicas“.

En concreto, se han previsto en los presupuestos andaluces “ocho millones para el relevo generacional” en explotaciones agrarias, “12,5 millones para innovación y cadena agroalimentaria, 11,5 millones para caminos rurales, que son importantísimos en los pueblos; más 48,5 millones para infraestructuras hidráulicas”, junto a “19,4 millones para agricultura ecológica, 13,4 millones en ayudas para métodos agrícolas favorables al medio ambiente, 5,5 millones para comunidades de regantes, siete millones para desarrollo rural, 16 para ganadería, y cinco para ayudas directas para paliar los efectos de la guerra en Ucrania”.

En definitiva, según ha subrayado el delegado del Gobierno andaluz en Córdoba, “es mucho dinero para aquello que supone nuestra manera de vivir en la provincia”, y a ello “le podemos sumar una inversión, también récord, en industria, de más de 50 millones de euros”, evidenciando que los presupuestos de la Junta para 2023 en Córdoba constituyen “una apuesta por el empleo, el desarrollo y el futuro de nuestra provincia”, y ello, además, “con menor presión fiscal”.

Etiquetas
stats