Vox recuerda al PP que sus dos concejales son “necesarios” para garantizar la estabilidad

Los candidatos 2 y 3 de Vox al Ayuntamiento, Alejandro López y Paula Badanelli | ALEX GALLEGOS

La número dos de la candidatura de Vox al Ayuntamiento de Córdoba, Paula Badanelli, ha aclarado este jueves que su partido no va a entrar “en una competición de sillones o delegaciones como condición irrenunciable” para apoyar el cambio de gobierno en la capital, si bien ha remarcado que “al final es necesario que los dos concejales de Vox apoyen el cambio y garanticen la estabilidad para que de verdad se puedan ver nuevas políticas”.

En declaraciones a Canal Sur Televisión, recogidas por Europa Press, Paula Badanelli ha apuntado que desconoce si hay conversaciones entre otros partidos para la formación de gobierno, “desde luego con Vox hasta el momento no las ha habido”, aunque también hasta el domingo se celebra la Feria de Nuestra Señora de la Salud y “no es el ambiente propicio”, ha señalado la candidata de Vox, quien imagina que las habrá.

Según ha analizado, “en Córdoba la mayoría absoluta está en 15 concejales y el PP tiene nueve, por lo que resultaría complicado gobernar con tan poco peso, porque sería un gobierno muy débil”, a lo que ha añadido que “también es evidente que la suma con Cs son 14 concejales, que no es una mayoría absoluta que garantice que puedan salir adelante presupuestos y proyectos”.

No obstante, ha insistido en que la semana que viene es “el momento para empezar las negociaciones”, subrayando que “la idea de un gobierno en solitario o en minoría está prácticamente descartada desde hace bastante tiempo”, de modo que “los que están llamados a dar el primer paso deberían tener las cosas bastante claras, y si no la tienen, mal empezamos”, ha advertido Badanelli, quien ha asegurado que “Vox está abierto a sentarse a hablar cuando lo consideren necesario”, aunque “el primer paso lo debe dar el PP como lista más votada”.

Mientras, ha puntualizado que “Vox es un partido diferente y las aspiraciones son diferentes”, de forma que no van a “entrar nunca en una lucha meramente por el poder, ni tampoco en una competición de sillones o delegaciones como condición irrenunciable, como ya se ve en algunas declaraciones de Isabel Albás (Cs)”, ha apostillado.

“Sí se ha dejado claro desde el principio y los votantes lo tienen claro, incluso los que no nos han votado, que es que los votos de Vox van a servir para el cambio, no tanto de personas, sino de políticas”, ha abundado la candidata, quien ha agregado que “siempre que el candidato del PP plantee una política diferente para la ciudad tan castigada después de estos cuatro años de gobierno socialista y comunista, Vox va a estar ahí apoyando”.

Al respecto, ha indicado que “habrá que ver el cómo, pero en principio está claro que Vox es lo mismo que el cambio y el cambio debe llegar porque así lo han querido los cordobeses con sus votos”.

Preguntada por si marcan alguna línea roja, la candidata ha declarado que sus líneas rojas son que “haya un cambio real en las políticas”, al tiempo que “las líneas de trabajo a nivel nacional hay que llevarlas a nivel local”, dado que “en Córdoba hay subvenciones que se dan a ciertas asociaciones que no compartimos y hay ciertos cursos que se dan en colegios que forman parte de cierto adoctrinamiento que no compartimos”, ha aseverado.

“Nuestras líneas rojas son públicas y las conoce todo el mundo”, ha dicho Badanelli, quien ha añadido que defienden “la igualdad del hombre y la mujer, y eso también se va a defender en el Ayuntamiento, porque Vox no cambia el discurso en función de donde esté, que es absolutamente unánime y somos coherentes”.

Cuestionada por qué considera prioritario para Córdoba, la candidata número dos de Vox ha señalado que “lo más importante es que Córdoba tiene un problema gordo en este instante con la Gerencia de Urbanismo, que supone un bloqueo absoluto para la ciudad y para los empresarios y autónomos”, de modo que, a su juicio, “se tiene que abordar de manera urgente”.

También, ha apuntado a “la Delegación de Servicios Sociales, con listas de espera de seis y siete meses para otorgar ayudas urgentes”, algo que, en su opinión, “es una incoherencia con las personas más vulnerables”.

Entretanto, Badanelli ha valorado que para Vox el hecho de haber conseguido llegar al Ayuntamiento y con dos concejales ha sido “todo un logro” y lo consideran “un éxito enorme”, de forma que están “ilusionados con esta nueva etapa”.

En este sentido, ha relatado que “el objetivo era entrar en las instituciones y después de las elecciones del 26 de mayo se ha conseguido”, porque habrá presencia en ayuntamientos, diputaciones y gobiernos autonómicos, así como en el Congreso y el Parlamento europeo, ha citado.

Preguntada por los casi 12.000 votos obtenidos en la capital, ha contestado que “en la calle se notaba que la gente estaba con Vox, que compartía lo que decimos y están ilusionados con una forma diferente de hacer las cosas”, de ahí que haya mostrado “el agradecimiento a todas las personas que han confiado en Vox y a quienes no lo hayan hecho, les vamos a dar motivos para que apoyen”.

Etiquetas
stats