Bellido, el tecnócrata del PP y el joven más veterano en Capitulares

Bellido celebra la victoria del PP | MADERO CUBERO

José María Bellido, el próximo alcalde de Córdoba, tiene 41 años. Vitalmente joven, el popular es el más veterano de los 29 concejales que en junio jurarán o prometerán su cargo. Bellido es concejal desde el año 2004, cuando ocupó un escaño con tan solo 26 años.

En estos 15 años que le han llevado a lo más alto de Capitulares, José María Bellido se ha fajado como un tecnócrata, un político de gestión al que no le gustaron demasiado los focos mediáticos, ni la exposición, ni dar codazos para ser el número uno.

Bellido se convirtió en el tecnócrata del PP durante el mandato de José Antonio Nieto. Entonces, el exalcalde le encargó la difícil misión de la Hacienda municipal, que nadie quería. El Ayuntamiento acumulaba una deuda millonaria, se retrasaba en el pago a sus proveedores y había mucho que negociar con los bancos. En 2015, cuando la mayoría absoluta del PP se desplomó, Bellido se mantuvo en Capitulares durante los meses en los que José Antonio Nieto preparó su sucesión. No dijo una palabra más alta que otra cuando Nieto, todopoderoso líder del PP entonces, se marchó a Madrid, y se convirtió en portavoz del PP.

Casi de facto, Bellido convirtió esa portavocía municipal en la candidatura a la Alcaldía. El PP optó por él por inercia. La salida de Nieto en Capitulares dejó un vacío en el grupo municipal del PP que Bellido llenó con una oposición constante al cogobierno de Isabel Ambrosio y Pedro García. Casi a diario, Bellido y Salvador Fuentes, su mano derecha, se convirtieron en un tándem que ponía en evidencia la gestión municipal con ruedas de prensa constantes.

El 12 de junio, Bellido se convertirá en el octavo alcalde de Córdoba tras el regreso de la democracia en 1979. A sus 41 años, asume un nuevo reto: el gobierno de un Ayuntamiento con un déficit notable de personal, mucho dinero en caja pero poca agilidad a la hora de resolver expedientes y contrataciones. En 2011 tuvo que pilotar un plan de ajuste que provocó protestas laborales y hasta despidos de trabajadores municipales. En 2019 tiene unas cuentas saneadas que le darán holgura para gobernar de manera más cómoda.

Ante sí tiene también otro escollo. El PP tiene nueve concejales y necesita a los cinco de Ciudadanos y a los dos de Vox, que se estrenan en Capitulares. La clave está en saber si ensayará un gobierno a la andaluza, con Ciudadanos en el Gobierno y el apoyo externo de Vox, o si finalmente integra a las otras dos formaciones. La puerta a ambas fórmulas está abierta.

Etiquetas
stats