Yosiquesé: una vuelta en cinco claves

Rafa Sanz, en un tiempo muerto | TONI BLANCO

Una vez finalizada la primera vuelta de la competición en el Grupo D-B de Liga EBA, los distintos equipos buscan analizar ya los resultados obtenidos en este inicio de curso, con la idea de buscar reducir los errores y potenciar los aciertos a pocas semanas del parón navideño. Uno de ellos será el Yosiquesé, máximo representante del baloncesto en la provincia, que cierra este ecuador de la liga regular entre los mejores del grupo. Tras nueve jornadas disputadas, los de Rafa Sanz se mantienen segundos con un balance de 6 victorias y 3 derrotas, para un total de 15 puntos, tres menos que el ICOM Udea, líder invicto con 18. El potencial del equipo cordobés vuelve a estar en el trabajo global, aunque sobresalgan ciertos jugadores a nivel individual.

Ish Sanders, principal arma ofensiva 

El norteamericano es una de las grandes sensaciones de la competición. Llegó para ser el líder en el apartado anotador de su equipo y de momento, está cumpliendo. Sin embargo, y pese a que se erigió rápidamente en cabeza entre los mejores artilleros, las molestias físicas han lastrado su aportación en las últimas semanas. Aún así, Sanders aparece en la cuarta posición con un total de 174 puntos y 21,75 de media en ocho partidos. Una estadística que superan únicamente Adam Murray (24 puntos), primer espada del Udea, y los dos puntales en ataque de la Unión Linense: Miguel Ortega (23,25) -único español en el top 5- y Desmond Irving (22,44).

Por otro lado, entre los 20 mejores también se cuela Albert Arias (12,22), y más alejados quedan ya Arturo López (11,44) y Adolfo Vega (8,22). Asimismo, con respecto a éstos últimos, el capitán del Yosiquesé ocupa el noveno lugar entre los nacionales, mientras que Vega inscribe su nombre en el décimo octavo puesto.

El rebote, territorio venezolano 

A principios de temporada, el apartado reboteador se contemplaba como el gran lastre -por cuestión de altura e intimidación- del equipo. Sin embargo, la realidad ha demostrado que más vale empeño que centímetros. El venezolano Albert Arias, el cual no alcanza los 2 metros (1,98), encabeza la tabla -también lo haría en la Conferencia A- con un total de 118 rechaces (13,11 por partido), siendo su máximo perseguidor Willie Williams con 107 (11,89 de media), perteneciente al Benahavís Costa del Sol. Más abajo aparecen Edmond Koyanouba (ULB) y Zoran Vilotijevic (CB Utrera), con 10,13 y 9,5 respectivamente. Además, Arias estableció en la cuarta jornada el que hasta ahora es el tope de rebotes obtenidos en el grupo con una marca de 19, y  también lidera el apartado de rechaces ofensivos (5,22) y es segundo en los defensivos (7,89), estando superado por el jugador del Benahavís (8,33).

Pero el trabajo bajo los tableros no es cuestión de un solo hombre, puesto que en las estadísticas globales, el Yosiquesé es el segundo mejor del Grupo D-B con 310 en total y 34,4 por partido. Un podio que lidera el Utrera (34,7) y cierra el Huelva (33,2).

Un bloque atrás

La tarea defensiva ha sido el factor principal que ha permitido al Yosiquesé mantenerse arriba. Conscientes de su limitado arco de actuación en campo contrario, a los pupilos de Sanz no les queda otra que bajar el culo e impedir que el rival anote. Como se suele decir, un buen ataque es fruto de una buena defensa. Algo que están aplicando una vez más a la perfección, puesto que hasta ahora han concedido tan solo 622 puntos, siendo la segunda mejor marca del grupo, y que tan solo mejora el líder con 607. A nivel individual, el que mejor se ha mostrado en las recuperaciones ha sido Sanders, con 10 en total y 1,25 por partido, seguido muy de cerca por Arias (10-1,11), Arturo (9-1) y Carlos García (9-1), mientras que en los tapones realizados sobresalen Ángel López (4 en total y 0,44 de media) y José Manuel Gutiérrez (3-0,33).

De esta forma, el trabajo atrás contrarresta el menor acierto ofensivo, debido a que, aun siendo segundos en la clasificación, son quintos en puntos a favor con 670. Ahí empatan con el Adepla Basket (octavo), y les superan Udea (primero) con 749, ULB (tercero) con 717, Huelva (sexto) con 689 y San Juan (séptimo) con 678.

Arturo López, el más utilizado 

La entidad cordobesa corrobora en un apartado más la importancia del trabajo en equipo. Todos son importantes según el momento, aunque por cuestión lógica sobresale una figura. El trabajo, tanto en los factores contables como en los incontables, da sus frutos, y eso lo demuestra Arturo López, que es el jugador más usado por Sanz con 31:04 minutos por partido. No obstante, no está sobrexplotado, ya que su cifra de tiempo es la undécima más alta del grupo. El que más juega de todos es Desmond Irving con 36:38. Por último, el resto de jugadores con más minutos son Albert Arias (30:16), Sanders (29:01) o Carlos García (25:41).

Etiquetas
stats