De vuelta a la solidez bajo palos

Real Murcia - Córdoba (0-1) en el Enrique Roca | LOF

Todo ha cambiado recientemente en el interior de El Arcángel. Lo que es el deporte, donde los resultados, por mucho que haya quien se lo quiera cuestionar, lo son todo. Apenas han bastado tres triunfos consecutivos para que la ilusión se haya vuelto a disparar en el Córdoba. La llegada de Pablo Alfaro ha incentivado un optimismo absoluto, que se ha visto desbordado sobre el césped a base de puntos y efectividad. Así es, sin duda, uno de los cambios principales que se han producido con el preparador maño ha sido el de recuperar la solidez bajo palos. Y es que los blanquiverdes han conseguido dejar su meta a cero en los dos enfrentamientos ligueros más recientes, ante Murcia por 0-1 y El Ejido por 4-0, lo que se han traducido en seis puntos en el casillero y la sensación de que la meta cordobesista vuelve a ser una barrera prácticamente infranqueable. Asimismo, habría que sumar igualmente el triunfo contra el Albacete en Copa del Rey (1-0).

Ahí sobresale la figura de Isaac Becerra, que ha vuelto a la titularidad, después de un inicio de competición en el que Juan Sabas dio la sorpresa dando dicho puesto a Edu Frías. Eso sí, el joven arquero catalán no lo hizo nada mal. De hecho, apenas recibió dos tantos en los tres primeros encuentros. Sin embargo, las dos derrotas siguientes, traducidas en tres tantos en contra, es decir, más que en las tres primeras jornadas, hicieron que el madrileño volviera a rotar en portería, devolviendo al experimentado guardameta al once inicial. Todavía sumaría una caída el Córdoba, con dos goles recibidos incluso frente al Linares, y que terminarían poniendo fin a la etapa de Sabas. Y ahí llegó la reacción.

Alfaro mantuvo la confianza en Becerra y éste respondió con una sobresaliente actuación, consiguiendo incluso detener una pena máxima en la agónica victoria en el Enrique Roca de Murcia. Sin duda, su grito de rabia tras la parada rebotó en cada casa de todos los aficionados blanquiverdes, que andaban muy necesitados de una dosis de optimismo. Ahí es donde se inició un sendero que se ha culminado en 2020 con la mencionada clasificación para la siguiente ronda en el torneo del KO. Eso sí, cabe puntualizar que ahí fue Frías de nuevo el que defendió la elástica cordobesista, y todo apunta que él mismo será de nuevo quien estrena la portería de El Arcángel en 2021, pues el Córdoba recibirá al Getafe en el siguiente cruce el próximo 5 de enero (17:00 horas), siendo éste su primer compromiso del nuevo año.

Así las cosas, con solo seis tantos encajados, el conjunto cordobés se posiciona como el segundo mejor del grupo, únicamente superado por el UCAM Murcia (4) y con los mismos que el Linares, que es tercero por la diferencia de goles. Por tanto, mantener esa solidez será a buen seguro uno de los desafíos de Alfaro para la reanudación liguera en las próximas semanas. Y la exigencia será máxima para ambos arqueros. Hasta la fecha, Becerra suma 270 minutos, por los 450 de Edu Frías, al que habría que añadir también los 90 de la Copa. Una vez superado el bache, la solidez vuelve a orillas de El Arcángel.

Etiquetas
stats