“Con una victoria se verá todo diferente”

Sergi Guardiola, en un lance del duelo con el Rayo | ÁLEX GALLEGOS

Sergi Guardiola, una de las voces más autorizadas del vestuario del Córdoba en la presente temporada, se muestra ilusionado y con ganas de volver al césped lo antes posible. El fichaje más rentable del curso, y uno de los jugadores más importantes por cuestión de rendimiento. Conciso en sus palabras. Directo. Prefiere hablar sobre el campo que en rueda de prensa. "Estoy con ilusión, con ganas de que llegue el fin de semana para poder competir e intentar cambiar la dinámica que llevamos", afirma el jugador. Una necesidad que cuesta, pero cuya fórmula "es muy fácil, conseguir los tres puntos". "El equipo se encontró bien en este partido (el del Rayo). Se hizo un primer tiempo muy bueno y yo creo que para cambiar la dinámica lo único que se necesitan son tres puntos", puntualiza Guardiola.

Sin duda, el balear es una de las pocas notas positivas dentro del conjunto blanquiverde, aunque respecto a este asunto destaca la aportación de todos. "Me estoy encontrando muy bien en mi vuelta a Segunda División, pero es verdad que yo estoy rindiendo porque mis compañeros me ayudan. Yo solo sería imposible. Es una pena que no se estén dando resultados, pero hay que seguir trabajando para que esos resultados lleguen", subraya.

Diez jornadas sin sumar de tres, y con el pozo de Segunda B cada semana mirando más de cerca. "No digamos ansiedad, pero sí que hay ganas de conseguir la primera victoria después de esta mala racha, y esperamos que sea este fin de semana. Es fútbol es caprichoso", indica el delantero acerca de la situación del equipo. "Nos ha pasado ya dos o tres veces lo mismo. Cuando teníamos el partido encarrilado, con un 2-0, que es muy difícil meter dos goles en Segunda División, después nos encontramos que nos remontan. Sigo diciendo que son cosas de dinámicas, porque no me cabe en la cabeza otra cosa que no sea eso", destaca el jugador.

El último precedente llegó en el pasado encuentro, cuando el conjunto madrileño logró igualar un 2-0 en contra en la segunda mitad. "Yo sí que me encontraba un poco cansado en el segundo tiempo", explica el jugador de Manacor acerca del posible bajón físico del cuadro califal tras el descanso. "Te hablo de mi caso, pero no creo que el equipo tenga miedo de no ganar o de no atacar. Pero te hablo de dinámicas, cuando todo va bien, se ven las cosas de otra manera y posiblemente hubiéramos hecho el tercero, pero como estamos en una mala pues pasan cosas así. Vamos a confiar en que esta semana llegue la victoria y se verá todo diferente", expone en este sentido.

Un primer desafío, con nuevo inquilino en el banquillo, saldado de forma amarga en lo numérico, pero con una sensación distinta en lo meramente futbolístico. Así, sobre el cambio de Juan Merino a Jorge Romero, Guardiola apunta que "son bastante diferentes". "El míster que ha llegado ahora es más de tener la posesión, de querer jugar. Te da mucha más libertad. Estamos contentos, pero de lo que se habla en el vestuario es de conseguir la primera victoria, y de ahí seguir creciendo", indica. Finalmente, sobre los próximos retos del Córdoba, el jugador asegura que "el equipo está preparado para jugar dos partidos, el sábado y el miércoles", mientras que acerca del siguiente rival, el Almería, apostilla que "es un partido muy importante, pero no es definitivo. Sería muy bonito ganar, porque luego hay uno en casa del que podríamos salir muy reforzados".

Etiquetas
stats