Una semana para iniciar un nuevo camino

Jesús León saluda desde el palco de El Arcángel en el duelo con el Reus | MADERO CUBERO

Son tiempos de cambio en El Arcángel. La mayoría de las miradas, si no todas, se dirigen desde el miércoles a los despachos del estadio. El Córdoba vive un proceso de compraventa que tiene prevista su culminación el 22 de enero con la celebración de la Junta Extraordinaria de Accionistas en la que ha de llevarse a efecto el traspaso de poderes. Entonces, Jesús León y Luis Oliver se van a convertir, de manera oficial, en los nuevos rectores del club. Mientras llega ese día, la maquinaria se reactiva en la zona noble del coliseo ribereño de cara a un mercado de invierno que se avecina no poco interesante para el conjunto blanquiverde. Todo al tiempo que el equipo disfruta ya de sus vacaciones, dada que la competición está detenida con motivo de las fiestas navideñas. Los jugadores regresan en siete días -si se cuentan este viernes y el jueves 28 de diciembre-.

Por delante tiene el Córdoba, por tanto, una semana para iniciar un nuevo camino. La plantilla está de descanso tras el recital ofrecido ante el Reus (5-0), por lo que toda la atención está centrada en la actualidad en lo que ha de pasar en torno al vestuario. En sí, la nueva propiedad del club no puede actuar de forma oficial. El relevo del Consejo de Administración marca el comienzo definitivo de la era León-Oliver. Esto no quiere decir, sin embargo, que los flamantes compradores de la entidad no puedan trabajar. E incluso, tomar decisiones. Y en ello se encuentran desde antes incluso de cerrar la transmisión del paquete accionarial mayoritario de la sociedad anónima.

Los nuevos propietarios del conjunto blanquiverde tienen pretensión, como no puede ser de otra forma, de luchar por la salvación. En este sentido, una de las prioridades es la contratación de un técnico. Según informara Diario Córdoba en su edición del jueves, es posible que Oliver abriera la veda con un intento de seducción a Paco Jémez. El cordobés, sin embargo, es el elegido desde tiempo atrás para dirigir a la Unión Deportiva Las Palmas, algo que se hiciera oficial precisamente en la mañana del jueves. Lo cierto es que Jorge Romero puede estar con la puerta de salida abierta a pesar de su positiva labor en las últimas semanas al frente del cuadro califal.

Más allá del banquillo, también es previsible que haya novedades en la plantilla. Pero no va a resultar fácil. En la agenda de León y Oliver está anotada la incorporación de al menos cinco futbolistas. Un hecho éste para el que la entidad blanquiverde debe dar salida a algún que otro jugador. No sólo porque necesita buscar el dinero que el límite salarial -cubierto ya- le hace no tener, sino porque hay hombres que claramente no cuentan. Ahí aparecen nombres como el de Esteve Monterde o Loureiro, que debutara en Liga ante el Reus, cuya primera idea bien pasara por la opción de la cesión. O el de Noblejas, que además de no terminar de entrar en los planes de los entrenadores está en el dique seco tras una lesión sufrida recientemente.

Antes de que empiecen a sucederse los acontecimientos, por cierto, Prasa debe dar el visto bueno a la compraventa. El anterior propietario del Córdoba tiene clausula de tanteo o retracto y goza de un plazo de 30 días para tomar una decisión al respecto. Así, ahora sólo cabe esperar movimientos y comunicados. Mientras, la plantilla está metida de lleno en sus vacaciones, que arrancaran directamente tras el duelo con el Reus. El equipo regresa al trabajo el jueves 28, y entonces quizá haya caras nuevas, tanto entre los jugadores como en el cuerpo técnico. Lo cierto es que ese día empieza otra etapa distinta después de lograr la victoria en el último partido del año. La ilusión está renovada y la mentalidad no es otra que la de mirar con máxima ambición a 2018. El trayecto sobre el césped lo retoma el cuadro califal el sábado 6 de enero a las 16:00 en El Molinón, ante el Sporting de Gijón.

Etiquetas
stats