Raquel Pérez, experiencia contrastada para el CBF

.

Suma y sigue el Córdoba Baloncesto Femenino (CBF). El club cordobés ha confirmado ya su tercer fichaje de cara a su campaña de estreno. La alero Raquel Pérez formará parte de la entidad en su primera temporada de existencia, y en la que participará en la Liga Nacional N1. La cordobesa es todo un símbolo del baloncesto provincial, pues cerca de cumplir los 46 años sigue jugando a un excelente nivel, y manteniendo la misma ilusión que el primer día que cogió un balón de baloncesto. Al nuevo equipo le aportará la experiencia de llevar tantos años siendo una de las mejores jugadoras califales, ya que en la pasada liga fue la máxima anotadora entre el Maristas y el Adeba, los dos conjuntos de la ciudad en la N1.

Raquel debutó en Primera con el Adeba y vivió los mejores años de la Universidad de Córdoba en la Liga Femenina 2, ayudando posteriormente a crecer al Deza Maristas, equipo del que procede, en la Primera Nacional. Es la tercera jugadora que asume el reto de formar parte del CBF tras la base Ana Rodríguez y la pívot Marta Martínez.

En este sentido, la jugadora afirma que lo que le ha convencido es que “sea algo nuevo creado con tanta ilusión por parte de los dos clubes femeninos referentes de la ciudad, a los que sin duda se podrán sumar de alguna manera otros que están realizando un buen trabajo”, por lo que “me ha parecido muy acertado el intentar aunar esfuerzos y trabajo en beneficio del baloncesto de la ciudad y luchar, cuando ello lo permita, por dar el salto a la siguiente categoría”.

Sobre su trayectoria, que cuenta con paso por Primera Nacional en el Adeba, Maristas y la UCO, Pérez subraya que “la principal diferencia es que este equipo está creado de la fusión de dos con mucha historia, unidos por un objetivo que no es otro que aspirar a tener un equipo en una liga de más calidad”, recalcando que “Córdoba merece tener un equipo en la Liga 2, donde las niñas de las categorías base de todos los equipos de la ciudad y provincia y las futuras generaciones puedan aspirar a llegar y jugar”, puesto que “hay nivel de jugadoras, entrenadores y clubes que trabajan muy bien el baloncesto femenino”. Finalmente, la jugadora no duda en admitir que “el objetivo al final de la temporada tendría que ser estar entre los equipos que se estén jugando una plaza de ascenso”.

Etiquetas
stats