“Tenemos que poner la cabeza en lo importante: ganar”

Jorge Romero, con su ayudante Salva Romero, en la Ciudad Deportiva | ÁLEX GALLEGOS

Otro encuentro. Otra final. Otra oportunidad. “Ya dije al final del partido pasado que había que cambiar el chip inmediatamente para pensar en el siguiente”, ha argumentado Jorge Romero para centrar el foco en el único sitio posible. “Tenemos que poner la cabeza en lo importante: ganar el partido”, ha indicado el joven entrenador blanquiverde, que después de la última sesión de entrenamiento tiene ya su plan fijado. No puede contar con Bambock ni Montelongo, dos fichajes sin inscripción oficial, ni tampoco con el sancionado Edu Ramos. Por lo demás, puede hacer variantes. El equipo lleva muchos meses sin nada que echarse a la boca en los desplazamientos. Ya le toca. En Tenerife aguarda un rival que está once puntos por encima y que acaba de cambiar de entrenador: despidieron a Pep Martí y contrataron a Joseba Etxebarría. “No sé lo que nos vamos a encontrar ni que nos pueden plantear”, reconoció Romero, quien dejó clara una premisa: “Lo único que sé es cómo vamos a afrontarlo nosotros”.

La sesión de este viernes, a puerta cerrada, tuvo un espectador de excepción: el presidente Jesús León. “Lo veo ilusionado. Te transmite mucha tranquilidad y mucha ilusión, tanto él como Luis. Les gusta estar cerca de nosotros para hacernos ver que hay que seguir trabajando con tranquilidad y se lo agradecemos”, indicó el entrenador cordobesista, al que le preguntaron su parecer sobre lo que dijo de él Luis Oliver, el director general deportivo. “Respeto la opinión de todo el mundo. Digo lo mismo que dije el primer día que llegué. Estoy aquí para trabajar todo lo posible y conseguir los objetivos marcados. En eso estoy totalmente centrado”, expuso, con cortesía, sin querer entrar en más polémicas. Bastante tiene con el duro presente del equipo.

“Queremos que esos ocho, nueve o diez que hay que ganar sean lo antes posible. Afrontamos cada partido como el que hay que ganar. Los que hay que ganar son los mismos pero con una jornada menos. Lo que pasa es que a nivel mental no es lo mismo. Desde ahí, lo que pase hará que sobre todo mentalmente cambie la forma de afrontarlos. Pero tenemos las cosas bastante claras”, ha indicado el cordobés. Aunque la percepción sea negativa -los números lo son-, Romero lo ve claro: “Al margen de casa o fuera, tenemos que sumar de tres en tres. Es difícil y parece más difícil de que puede ser por la situación y por los partidos que hemos ganado durante a temporada, pero la mentalidad de los chicos y lo que aportan los refuerzos, que vienen con la mente más fresca en todos los sentidos, nos invitan a pensar que se puede hacer”.

Etiquetas
stats