Al volante para superar la Covid-19

Imagen del circuito del Karting Indoor Córdoba

Una vida al volante en busca de superar los obstáculos que te ofrece la misma. De hecho, la velocidad también supone un punto de riesgo y adrenalina que permite, a cierto sector de la población, evadirse de los problemas diarios o de los que se prolongan en el tiempo. Gracias a esto, el automovilismo está creciendo a pasos agigantados conforme los años van pasando y el karting está siendo cada vez más practicado en la provincia cordobesa. Sin embargo, la llegada de la Covid-19 obligó a suspender toda actividad deportiva por un espacio de tiempo determinado, aunque la intención siempre ha sido volver con mucha más fuerza. Por ello, el Club Karting de Córdoba abre sus puertas a CORDÓPOLIS y sus integrantes se definen como "el resultado de la pasión por el automovilismo", siendo su objetivo "permitir a todo aficionado poder sentir la emoción de las competiciones del motor". En cambio, la actualidad deja otro paisaje donde la instalación debe seguir creciendo tras la irrupción de la pandemia.

La Covid-19 ha hecho estragos en todas las disciplinas deportivas existentes. De hecho, los diferentes clubes han pasado una mala época e incluso sin saber con certeza si alguna vez podrían reactivar su actividad una vez que la pandemia fuese disminuyendo. Sin embargo y dada las condiciones sanitarias en la actualidad, las entidades han decidido convivir con el virus y adaptar sus instalaciones para que sus socios o fieles puedan realizar su entretenimiento salvaguardando su propia salud. Por su parte, Ángel Arce, director del Club Karting de Córdoba, ha atendido a este periódico y ha analizado la situación en la que se encuentra su club a día de hoy. "Aunque lógicamente estamos mejor que el año pasado, todavía no se ha recuperado el nivel de antes de la pandemia", añade un directivo que confirma la labor de limpieza que realizan sus empleados después de que sus clientes bajen del vehículo en cuestión. "Después de cada sesión, tenemos que proceder a la desinfección del kart y de los cascos".

Por otro lado, reabrir la actividad debido a los condicionantes sanitarios existentes no es tan fácil como pueda parecer. El principal objetivo de todos los clubes es, primeramente, que todos sus clientes puedan utilizar sus instalaciones sin miedo a un posible contagio de la Covid-19. Para lograr esto, la entidad debe realizar una aportación económica que no estaba prevista en años anteriores, aunque en el caso del automovilismo hay más aspectos a tener en cuenta. "Además del gasto extra, el retraso que supone desde que finaliza una sesión, hasta que comienza la siguiente. Antes era más rápido", añade un Ángel Arce que, a pesar de que la afluencia de público no sea la misma, valora la situación actual de su club y augura un futuro positivo. "Todavía queda, aunque ojalá no tardé demasiado. No obstante los usuarios están respondiendo muy bien a las medidas de seguridad que hemos implantado y esperamos que poco a poco se vaya recuperando la actividad pasada", explica.

Aun así, las competiciones deportivas también están regresando y el Club Karting de Córdoba no quería ser menos. Tras un año donde estos torneos tanto a nivel autonómico como nacional tuvieron que ser suspendidos, el presente curso regular ya está en su ecuador, aunque con ciertas modificaciones, ya que, y según explica Ángel Arce, "a la normalidad no se ha llegado todavía porque el Campeonato de Andalucía de Karting solo ha tenido tres carreras este año". Entretanto, los logros no han desaparecido con la pandemia y Enrique Vera, corredor asiduo en este club cordobés y que fue campeón en 2019, vuelve a tener opciones este año. Sin embargo, todos los que siguen este deporte esperan que pronto desaparezcan estas restricciones y la disciplina vuelva a su cauce, aunque el directivo se encuentra más escéptico en la actualidad. "Es difícil saber cuándo acabará esto, pero, mientras tanto, no nos queda otra que seguir trabajando y luchando", culmina.

Etiquetas
Publicado el
29 de agosto de 2021 - 05:30 h