Las Palmas, el último escollo para alcanzar el cielo

Pedro celebra, con disculpas a la grada, el 0-1 del Córdoba en Murcia. FOTO: MADERO CUBERO
El conjunto canario es uno de los tres equipos que ganó sus dos duelos del campeonato de Liga a la escuadra blanquiverde

En el coliseo ribereño se empezará a decidir cuál será el tercer conjunto que toque la gloria desde Segunda A, después de que lo consiguieran en el curso regular el Éibar y el Deportivo. La hora fijada para tan importante cita será las 20:00. A partir de ese momento no habrá vuelta atrás y sólo quedará mirar hacia adelante -o hacia arriba si se prefiere, como tanto gustó de hacer Ferrer no mucho tiempo atrás-. El balón rodará y tanto Córdoba como Las Palmas pondrán todo cuanto tengan sobre el césped para lograr el ascenso a Primera, que en el caso de los blanquiverdes sería sencillamente histórico. Casi tanto como anhelado. No le será fácil la consecución de ese éxito al cuadro califal, que se medirá al que era uno de los máximos favoritos a pelear por el salto de categoría al comienzo de una temporada que no terminó del todo bien. Una racha negativa en las últimas jornadas del campeonato llevaron la incertidumbre al Gran Canaria, algo que incluso costó el puesto a su entrenador, Sergio Lobera. Al final, los amarillos consiguieron, no sin dificultad, amarrar su participación en el play off ante la Ponferradina en la última fecha del curso regular. Ahora acude a la final del mismo tras dejar en la cuneta al Sporting, ante el que tomó ventaja en el duelo de ida en las islas (1-0) y al que sentenció en El Molinón tras ganar 0-1.

Aunque el conjunto canario se presenta la doble cita decisiva para el ascenso quizá en estado de incertidumbre tras concluir la campaña con sólo 12 puntos de los últimos 30 que disputó -antes de vencer a la Ponferradina en la jornada final perdió tres partidos consecutivos-, encara sus duelos con el Córdoba con cierto optimismo. Sensaciones positivas provocadas por los resultados que se dieron entre ambos equipos en los encuentros de Liga en que se midieron. En ambos casos los amarillos se alzaron con el triunfo. . La UD Las Palmas tiene unos precedentes favorables en la Liga: ganó en su estadio por 2-0 y en El Arcángel por 0-1. En la primera vuelta, la escuadra blanquiverde, con Pablo Villa en el banquillo, mereció mucho más por el fútbol que desarrolló en el Gran Canaria. De hecho, pudo tomar la delantera en el tanteador, pero Xisco no acertó a materializar un lanzamiento desde el punto de penalti. Mientras el equipo califal no aprovechó las ocasiones de que gozó para anotar, incluida esa pena máxima, sí lo hizo Las Palmas, que con todo hubo de esperar a la segunda parte para adelantarse. Fue en el minuto 61 cuando Aranda encontró el camino del gol en una rápida contra. Ya en el tiempo de descuento, a los tres de añadido, Tana se encargó de incrementar las diferencias.

Aquel encuentro dejó un agrio sabor a los cordobesistas, pues fueron superiores en gran parte del choque y cedieron una derrota que les sacó de las plazas de ascenso directo. El Córdoba llegaba al partido en segunda posición con 14 puntos, los mismos que sumaban precisamente Murcia y Sporting, dos de los otros cuatro conjuntos que entraron en la disputa del play off. Por su parte, Las Palmas llegaba a la cita en una situación un tanto más difícil, ya que sólo contaba con nueve puntos y se hallaba en decimoquinto lugar. Distintas eran las circunstancias en la segunda vuelta. El cuadro califal afrontaba el duelo con los canarios tras vencer en Girona (0-1) y obtener no poco respiro. No andaba muy lejos de la zona de descenso entonces, pero la victoria en tierras catalanas permitió a los de Ferrer, que apenas llevaba dos semanas en el banquillo, que pudieran volver a mirar de cerca a las plazas de privilegio, cuyo límite marcaba precisamente el equipo que dirigía Sergio Lobera. Los califales eran décimos con 38 puntos, uno menos que su rival en la vigesimonovena jornada. En El Arcángel cambió el guión y fueron los amarillos los que estuvieron algo mejor sobre el terreno de juego, aunque no tanto como para ser superiores. El enfrentamiento fue de esos que no suelen dejar grandes recuerdos. Un gol de Tana a los 38 minutos fue suficiente para que los visitantes se llevaran los tres puntos y el Córdoba se quedara una vez más a las puertas del objetivo que se marcaba una fecha determinada del curso.

Ni siquiera el hecho de que Las Palmas se quedara con un hombre menos resultó suficiente para que el conjunto blanquiverde lograra al menos empatar. La expulsión por doble amarilla de Momo en el 74 quedó sin incidencia final. De esta manera, la escuadra amarilla fue una de las tres que superó en los dos partidos de Liga al Córdoba. También lo hicieron el Zaragoza y el Éibar. En lo que se refiere a sus cifras a la conclusión de la temporada regular, los canarios acabaron sextos con 63 puntos, dos más que su último adversario en la lucha por el salto de categoría. En total anotó 51 goles, apenas cinco más que los blanquiverdes; mientras encajó 50, siete más que el equipo de Albert Ferrer. En ese sentido, se muestran medianamente parejos ambos cuadros. Por cierto, que la escuadra que ahora dirige Josico, que sustituyó a Lobera a falta de dos jornadas para el final del curso regular, tuvo repartidos sus goles entre varios futbolistas. El que más veces vio portería rival fue Chrisantus, con ocho dianas.

Etiquetas
stats