Pablo Alfaro: “Es un triunfo del compromiso de los chicos”

Real Murcia - Córdoba (0-1) en el Enrique Roca | LOF

Victoria de barro, sufrimiento y alegría. El Córdoba volvió a saborear las mieles del triunfo en un campo que pocas veces se le dio bien. Un solitario tanto de Willy Ledesma, su segundo de la temporada, permitió al entrenador maño debutar con victoria al frente del banquillo blanquiverde en un Estadio Enrique Roca donde volvió a entrar público meses después. Con penalti parado, balón en contra al larguero y un final de encuentro no acto para cardiacos, el cuadro blanquiverde materializó el tercer triunfo del curso para colocarse como tercer clasificado del Grupo IV-A de Segunda División B.

Exultante y con la voz mermada, Pablo Alfaro sacó a relucir su felicidad “porque son tres puntos que nos vienen estupendamente bien y, sobre todo, por el esfuerzo y el orden que ha mostrado el equipo”. El ex entrenador del Ibiza señaló sobre su rival, que tuvo varias ocasiones para anotar en el choque, que “es muy físico y que simplifica mucho el fútbol, no te permiten muchas veces porque presionan muy bien y te pueden hacer el partido feo. Hemos sabido fajarnos en lo que a lo mejor menos son nuestras características y es un triunfo del compromiso de hoy de los chicos”. Tras una primera parte algo discreta, el Córdoba salió más enchufado en la segunda tras los leves cambios en las tareas de los jugadores en el once inicial. Pablo Alfaro así lo confirmó, explicando que “las modificaciones tácticas también nos han venido muy bien, los cambios le han dado mucho vigor al equipo. De hecho, el primer cambio, Moutinho, ha sido el del centro del gol y, lógicamente, te pega un chute de autoestima tremendo. Estamos muy contentos pero sabiendo que hay que trabajar mucho y mejorar mucho”. Como curiosidad, dados los pocos días de Alfaro en el cargo, ha confesado que “había momentos en los que tenía tantas ganas de hacer modificaciones tácticas pero, sin haberlas entrenado, me tenía que meter la lengua donde no podía. No le puedo decir a mi jugador que haga algo si no se lo he dicho previamente”.

Tal y como anunció en su presentación, el objetivo del entrenador zaragozano es tener a una cantidad amplia de jugadores en plena disposición física y táctica para desarrollar su idea de juego. “Mi obligación es tener al mayor número de jugadores enchufados, con ganas de jugar, que los entrenamientos sean buenos, de mucho ritmo, de mucha intensidad, porque hay futbolistas que pueden dar, en diferentes momentos del partido, que tengamos un estilo propio que tiene que ser el nuestro pero que luego podamos hacer modificaciones. Que todos sepan que son importantes. Posiblemente el domingo vaya a haber cambios, entonces tienen que estar con las orejas pendientes. Lo que me interesa es que el conjunto, el equipo, lo haga lo mejor posible”. Para ello, además, se tendrá que hacer una mayor preparación física, dada la mentalidad de presión alta que aplicó Pablo Alfaro sobre el césped del Enrique Roca. “Quiero que la presión alta sea una de nuestras señas de identidad y, lógicamente, requiere de un vigor físico importante. Hoy han visto que lo han hecho y ha salido bien, eso te refuerza muchísimo. Cuando robas el balón, u obligas al rival a que golpee en largo o eres capaz de robar cerca del área rival. Ahí aprovechamos mejor las cualidades que tenemos”, afirmó Alfaro.

Las acciones de mayor relevancia en el compromiso en tierras murcianas fueron de idas y venidas emocionales para Pablo Alfaro. “Se quejaba nuestro lateral de que le hicieron una falta previa a él y no la había pitado el árbitro, nos podían haber empatado en esa jugada. Luego, Piovaccari ha podido meter el 0-2 y no ha podido, luego Curto ha pegado al larguero. El fútbol es así de bonito, me alegro porque, gracias a Dios, ojalá podamos volver a ver público en los estadios porque es más fútbol, es de verdad, y consigamos atajar la puñetera pandemia; y luego, por los nuestros. Trabajaremos mucho, intentaremos mejorar pero, por lo menos le damos tres puntos, que la semana se empieza mejor”. Se cumplió el dicho de “a entrenador nuevo, victoria asegurada” pero aún queda un largo camino por recorrer, solo se ha pasado el cartel de entrada.

Etiquetas
stats