Obiora y Córdoba, una relación con fecha de caducidad

Obiora en el duelo del Córdoba con el Éibar. | MADERO CUBERO
El nigeriano tiene una cláusula por la que prorrogaría su vínculo una campaña más con el club, que no la hará efectiva

Son días intensos los que vive el Córdoba, que poco a poco supera la resaca de la celebración por el retorno a Primera y trabaja con vistas a la próxima temporada. En el aspecto deportivo, no sólo se avanza en la configuración de la pretemporada, sino también en la confección de la plantilla con que se debe buscar la permanencia. El primer nombre en sonar en el apartado de fichajes es el del central chileno Maxi González, aunque otra cosa será ver si finalmente es para el primer equipo o para el filial. Al mismo tiempo, se atiende a la posibilidad de que continúen algunos jugadores que la pasada campaña, recientemente terminada, actuaron cedidos en el conjunto blanquiverde. También es momento de estudiar las bajas que se darán, entre las que al nombre de Javi Cabezas, que participó de la salvación del B en Segunda B y sale en concepto de préstamo al Huesca, se une el de Obiora.

Con total probabilidad, el nigeriano no continuará la campaña venidera en la nómina de la entidad califal, a pesar de que tenía la posibilidad de seguir. Según apunta Diario Córdoba, el futbolista no contaría con un año más de contrato y sí con una cláusula en el que firmó mediante la cual se podría prorrogar su vínculo. Sin embargo, el club optará por no dar efectividad a ese punto y el centrocampista se convertiría en la primero de los descartes para el curso en  la máxima categoría del fútbol español. Con todo, esta circunstancia no es inesperada, puesto que el pivote apenas tuvo presencia en el equipo, debido en gran parte a sus problemas musculares. Estos hicieron que el tramo final de campeonato participara poco en los entrenamientos dirigidos por Albert Ferrer y, por tanto, quedara fuera de cualquier quiniela para ocupar un puesto en sus onces.

El jugador africano, que recaló en el Córdoba a finales de enero, con Villa todavía en el banquillo de El Arcángel. Venía al cuadro califal después de haber roto su vínculo con el Cluj rumano unas semanas antes y con un buen cartel. No en vano, antes formó parte de clubes como el Inter de Milán o el Parma. Además, contaba con opciones de acudir al Mundial de Brasil. Pero no consiguió entrar en los planes del primer técnico que le dirigió en su estancia en tierras andaluzas y tampoco pareció gustar mucho al comienzo al segundo, Albert Ferrer. Así las cosas, sólo disputó seis encuentros, cinco como titular, antes de caer lesionado. Ahora se le abre la puerta de salida.

Etiquetas
stats