Nuevo rival, vieja historia

Lance de un partido de El Ejido 2012 de esta temporada | CD EL EJIDO

Es un completo desconocido. Resulta lógico al contar con apenas ocho años de vida. Su aparición significa, en retrospectiva, la desaparición de otro club. Precisamente es con éste con el que sí compartiera el Córdoba una estrecha relación durante un tramo de los años novena del siglo pasado y parte de la primera década del actual. No en vano, El Ejido 2012 es, en cierto modo, el sucesor de aquel Polideportivo que llevara a la localidad almeriense a sus mayores cotas futbolísticas a partir de 2001. La escuadra celeste del presente no es continuación de la pasada pero sí trata de mantener el sello de la misma y, poco a poco, obtener un logro como el suyo: el ascenso a Segunda A. Y en la categoría de plata es en la que más veces se enfrentara el cuadro califal al del Municipal de Santo Domingo. Hasta nueve enfrenamientos en competición liguera se recogen en el historial compartido en este caso, con equilibrio de triunfos por cierto.

Fue en la temporada 1991-92 cuando el Polideportivo Ejido debutó en Segunda B. Lo hizo en un Grupo IV realmente potente entonces, con grandes entidades andaluzas. El Córdoba estaba entre ellas, si bien en la primera comparecencia de los celestes en su feudo no lo demostró. Los recién llegados se impusieron por 0-1 con un gol de Andrés. De hecho, el conjunto blanquiverde terminó muy lejos de su objetivo al ser undécimo y en cambio su rival cerró un gran estreno en la división de bronce al concluir quinto, a sólo dos puntos de la promoción de ascenso. El guion fue muy distinto durante los dos cursos posteriores. En la campaña 1992-93 el cuadro califal no tuvo compasión con el almeriense, al que sometió en El Arcángel. Cabe recordar que estos dos choques se disputaron en el estadio original no en el situado en El Arenal. Nandi adelantó a los locales, que endosaron un 4-0 a sus adversarios con tantos también de Márquez y un joven Juan Carlos, así como un segundo del primer anotador.

Ya en el ejercicio 1993-94, todavía en el Grupo IV de Segunda B, la victoria cordobesa se repitió. Aunque en esta ocasión el resultado fue menos abultado que en la anterior no dejó de ser claro. Cuxart vio puerta en dos ocasiones para otorgar los tres puntos a un equipo en ese momento dirigido por Álvaro Pérez. Finalizó esa temporada el primer periplo del Polideportivo Ejido en la tercera categoría del fútbol español al descender. Su regreso no tardó en producirse y en la campaña 1996-97 el conjunto celeste visitó de nuevo El Arcángel, esta vez el nuevo. Y en esta comparecencia volvió a sorprender a un rival que optaba como siempre a la promoción y al ascenso a Segunda A. Cierto es que el Córdoba logró su meta inicial pues incluso se proclamó campeón de la liga regular pero como le sucedió hasta la 1999-2000 no pudo culminar con el anhelado salto de división. De vuelta al historial de duelos con los ejidenses, el cuarto terminó con un 1-2 gracias a dos tantos de Vizcaíno. Quedó neutralizado otro de Dani.

Al Polideportivo Ejido le tocó en suerte otro descenso a Tercera, de forma que no hubo reencuentro hasta la campaña 2001-02. Los celestes protagonizaron un meteórico ascenso a Segunda A al pasar en dos años hasta dicha categoría. Y fue entonces, con el Córdoba en su segunda temporada consecutiva en plata, cuando volvió a darse el encuentro entre ambos equipos. La reaparición de los almerienses en El Arcángel no pudo ser peor, ya que vencieron por 0-1 con una diana de Arpón -que anotó desde el punto de penalti-. Dicho resultado se reprodujo un curso después, con tanto en esta ocasión de Luis Gil. Las contiendas entre blanquiverdes y ejidenses siguieron durante dos temporadas más, en las que al fin el triunfo fue, en sendos partidos, para el cuadro califal. En la 2003-04 la victoria la alcanzaron los locales por mediación de Pablo Sierra, autor del único gol que subió al marcador. Ya en la posterior, los cordobeses ganaron por 2-1. Anderson Costa y Marc Bertrán dejaron sin efecto la conversión de un penalti por parte de Calado. Ocurrió en la trigésimo octava jornada del campeonato, con un equipo en ese momento adiestrado por Juan Carlos Rodríguez que buscaba su permanencia a la heroica en la categoría de plata. El desenlace todo el mundo lo sabe y recuerda: el descenso a Segunda B fue inevitable.

La caída en desgracia del Córdoba impidió que los duelos con el Polideportivo Ejido, que continuó en Segunda A, pudieran repetirse. Así fue hasta la campaña 2007-08, la última en que el conjunto celeste compareció en El Arcángel. En esa temporada, con Paco Jémez en su primera experiencia en el banquillo local, los dos equipos firmaron su único empate en este tipo de encuentros. Arteaga marcó por los califales y Castells, en el tiempo de añadido, lo hizo para los almerienses, que descendieron y empezaron a sufrir un declive que acabó con su extinción. Pero también se vieron las caras una y otra escuadra una décima vez. Fue en Copa del Rey, en el curso 1996-97, en una ida de primera ronda en que se impusieron los visitantes por 0-1 con diana de Valero. En la vuelta se dio un 1-0 y por ende la eliminación cordobesa.

Etiquetas
stats