Necesita mejorar tras la primera evaluación

Mario Ortiz, en el duelo con el Betis Balompié | LOF

Sin los resultados esperados en verano y como si de un curso escolar tratase. La llegada de Infinity a la cúpula blanquiverde dejaba en Córdoba un proyecto serio y ambicioso, con el objetivo de llegar a Segunda División lo antes posible. Sin embargo, la entidad califa ha cerrado la primera vuelta de su segunda participación consecutiva en Segunda B a cinco puntos del liderado, posición que empieza a preocupar a gran parte de la hinchada cordobesa. Aun así, el aterrizaje de Pablo Alfaro al banquillo andaluz ha sentado realmente bien a la escuadra del primer equipo. Y es que Juan Sabas comenzó a preparar la temporada desde el mes de marzo, aunque los resultados no han sido los esperados, llegando incluso a pelear por no entrar en descenso a Tercera División. Gracias a este rendimiento, la dirección deportiva decidió contar con los servicios del ex sevillista y el cambio se ha realizado a la perfección, consiguiendo emprender el vuelo con cuatro victorias consecutivas y un empate para terminar una irregular primera vuelta.

Y es que Juan Sabas logró comenzar el campeonato regular de la mejor manera posible. Tras más de seis meses sin haber fútbol en El Arcángel, las gradas del coliseo ribereño se vestían de gala para recibir a una plantilla blanquiverde que debutaba nuevamente en Segunda División B recibiendo al Lorca Deportiva, recién ascendido a la categoría. Tras un partido muy disputado sobre el verde cordobés, el tanto de Piovaccari decantó la balanza (1-0) y subieron los tres primeros puntos al casillero califa. Asimismo, las buenas sensaciones se refrendaron durante la semana posterior cuando el Córdoba logró doblegar holgadamente al Yeclano Deportivo en el Municipal de la Constitución (1-3) y, más tarde, cosechando un empate ante el UCAM Murcia (0-0), líder y máximo favorito del Grupo IV para alzarse con el ascenso de categoría.

Sin embargo, el poco fútbol desplegado a lo largo de las tres primeras jornadas dejó unas consecuencias muy graves para los próximos encuentros. Los pupilos de Juan Sabas aterrizaron en una Ciudad Deportiva nazarí que aguardaba una auténtica trampa para los blanquiverdes. Y es que el Recreativo Granada acumulaba muchas bajas debido al Covid-19 y a la necesidades del primer equipo, por lo que varios juveniles completaban tanto el once inicial como la convocatoria del filial granadino. Gracias a esto, los califas tenían la necesidad imperiosa de vencer, pero un tanto de Nuha Marong en el descuento subió las tablas en el marcador (1-1). Debido a este resultado, la escuadra cordobesa tocó fondo y fue incapaz de sacar algo positivo de sus enfrentamientos ante el Sevilla Atlético (1-2) y Linares Deportivo (2-0). Dada esta racha negativa, la dirección deportiva decidió prescindir de Juan Sabas como técnico de la primera plantilla y Pablo Alfaro cogió el timón de un barco cordobés donde reinaba la negatividad.

El entrenador maño tenía mucho trabajo por delante, pero la exigencia era máxima y debía conseguir su primera victoria tres días después de firmar su contrato y aterrizar en la ciudad andaluza. Y es que el Córdoba viajaba al Estadio Enrique Roca para enfrentarse ante un duro Real Murcia que quería aprovechar el estado anímico de los cordobeses, aunque, finalmente, no fue posible. Los blanquiverdes cambiaron su mentalidad y, después de un gran encuentro, doblegaron a los pimentoneros a merced de un gran tanto de Willy (0-1). Después de esta victoria, los chicos de Pablo Alfaro tenían como objetivo mantener la racha positiva para cerrar el 2020 y consiguieron vencer a El Ejido en la competición liguera (4-0) y al Albacete en Copa del Rey (1-0). Aun así, la exigencia del cuadro cordobés seguía siendo la misma y el ex sevillista mantuvo la concentración de la plantilla, ganándole al Getafe en el torneo copero (1-0) y logrando un meritorio empate ante el Betis Deportivo en la Ciudad Deportiva Luis del Sol. Tras estos resultados, la entidad cierra una primera vuelta irregular ya que los califas se encuentran actualmente situados a cinco puntos de UCAM Murcia y Algeciras, clubes que lideran la tabla clasificatoria del Grupo IV. Asignatura pendiente para el segundo trimestre.

Etiquetas
stats